Apicultores andaluces reparten botes de miel para pedir un etiquetado "claro" que identifique el país de procedencia


SEVILLA|
Apicultores andaluces reparten botes de miel para pedir un etiquetado "claro" que identifique el país de procedencia

Apicultores andaluces reparten botes de miel para pedir un etiquetado "claro" que identifique el país de procedencia SEVILLA | EUROPA PRESS

Apicultores andaluces han repartido este miércoles botes de miel ante el Parlamento andaluz para reclamar un etiquetado "claro" que identifique el país de procedencia de la misma. Esta acción se ha llevado a cabo a nivel nacional ante los parlamentos autonómicos de Sevilla, Zaragoza, Valencia, Mérida, Santiago de Compostela, Santander, Murcia, Guadalajara, Barcelona, Logroño y Tenerife, convocada por COAG.

En el caso de Sevilla, un centenar de apicultores de todas las provincias andaluzas han repartido cientos de botes de miel entre los ciudadanos, que se han acercado para conocer las reivindicaciones del sector y han apoyado la petición de que España cuente con un etiquetado claro, que les permita elegir de forma responsable a la hora de comprar. Representantes de los grupos políticos del Parlamento de Andalucía también han querido conocer de primera mano los planteamientos del sector apícola de COAG.

Esta organización lleva años denunciando "la falta de transparencia" que posibilita la aplicación de la Directiva 2001/110/CE de la Miel en España, ahora modificada por la Directiva 2014/63/UE, ya que permite a los operadores etiquetar mieles de fuera de la UE como 'mezcla de mieles UE-no UE' sin indicar los países en los que las mieles fueron recolectadas.

Esta norma va en contra de lo establecido en la normativa comunitaria en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, ya que las leyendas admitidas por la Directiva inducen a confusión a los consumidores.

"Basta ya de cuentos chinos. Es vital que el consumidor español sepa lo que está consumiendo en materia de miel y eso pasa por un cambio en la normativa. Hablamos de garantizar la libertad de elección de los ciudadanos y la posibilidad de diferenciar nuestras producciones de las importaciones de terceros países, que no están sometidas a las altos parámetros de calidad y sanidad de nuestras mieles", ha subrayado Ángel Díaz, responsable del sector apícola de COAG, a la vez que ha trasladado el agradecimiento de los apicultores por las innumerables muestras de apoyo de los ciudadanos durante los repartos de tarritos de miel y folletos informativos.

Esta acción supone el pistoletazo de salida de una campaña que tendrá continuidad en los próximos meses para conseguir que sea obligatorio detallar el país de origen de la miel en la etiqueta. El próximo 26 de octubre es el turno de los apicultores de Castilla y León, que se concentrarán en Valladolid frente a la Delegación del Gobierno.