Cultura.- Aitana Sánchez-Gijón y Maribel Verdú reflexionan en el Olympia sobre la doble moral con 'Un dios sal

La ex presidenta de la Academia de Cine pide que se deje trabajar a González-Sinde "antes de juzgarla"

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS)

Aitana Sánchez-Gijón y Maribel Verdú, junto a los actores Pere Ponce y Antonio Valero, forman el reparto de lujo del espectáculo 'Un dios salvaje', que desde hoy y hasta el próximo 10 de mayo invita al público a reflexionar sobre "la doble moral" de las sociedades civilizadas a través del texto original de Yasmina Reza.

El montaje, dirigido por Tamzin Townsend y adaptado por Jordi Galcerán, arranca cuando dos matrimonios se reúnen para hablar sobre la agresión que el hijo de uno de ellos ha cometido contra el niño de la otra pareja. Este es el "pretexto" para construir una comedia "divertida pero con trasfondo" que emplea "el arma de humor" para indagar en las grietas de la sociedad, según señaló en rueda de prensa Aitana Sánchez-Gijón.

Agregó que, por medio de un humor negro pero no hiriente, la dramaturga demuestra cómo aquellos que más hacen gala del valor pacificador de la cultura acaban comportándose de una forma mucho más "primitiva y salvaje" que los niños.

El espectáculo llega a Valencia tras el éxito obtenido en Madrid y Barcelona, entre otras capitales, y que ha hecho que se alarguen un año las representaciones. 'Un dios salvaje' (Le Dieu du camage) se estrenó en el Teatro Antoine de París en 2008 dirigida por la propia autora e interpretada por Isabelle Huppert y se ha visto también en Londres en un producción encabezada por Ralph Fiennes.

Maribel Verdú subrayó que las obras de Yasmine Reza son "un verdadero regalo para un actor porque permiten mil posibilidades distintas" aunque reconoció que no son fáciles de interpretar debido que están "llenas de matices".

La popular actriz mostró su satisfacción por poder trabajar en el teatro, un género al que accedió "incluso antes que al cine" ya que debutó con 13 años, recordó. De igual modo se mostró orgullosa de poder compartir escenario con el resto de actores y Sánchez-Gijón, a quien le une una buena amistad y con la que deseaba trabajar sobre las tablas, afirmó.

Por su parte, Pere Ponce calificó la comedia como un "espectáculo de complicidades" en el que el espectador participa en lo que ocurre en el escenario y se siente identificado.

TEATRO FRENTE A CRISIS

Los artistas comentaron también el "buen momento" que vive el teatro en España a pesar de la coyuntura económica. "Parece que en tiempos de crisis la gente necesita ir al teatro a que le cuenten historias", observó Sánchez-Gijón, quien destacó que este hecho es importante "no sólo por el aspecto económico sino por la necesidad que tiene la gente" de ver funciones.

A la actriz, ex presidenta de la Academia de Cine, se le preguntó por su opinión sobre la nueva ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, responsable también de ese organismo. Para Sánchez-Gijón, su nombramiento es una "buen noticia" para el mundo del cine y pidió que "no se la juzgue antes de que empiece a trabajar".

Igualmente, alabó el hecho de que las primeras declaraciones que está realizando la ministra están siendo "muy prudentes", así como las personas que está eligiendo para su equipo, como Ignasi Guardans, director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales, al que calificó como una persona "muy cualificada".