Sanremo espera a Hefner y sus "conejitas", mientras el público salva a Albano

  • Roma, 20 feb (EFE).- El Festival de la canción de Sanremo cuenta hoy con la presencia del empresario Hugh Hefner y sus "conejitas" Playboy, después de que el voto del público italiano salvara ayer al cantante Albano, dándole otra oportunidad en el concurso.

Roma, 20 feb (EFE).- El Festival de la canción de Sanremo cuenta hoy con la presencia del empresario Hugh Hefner y sus "conejitas" Playboy, después de que el voto del público italiano salvara ayer al cantante Albano, dándole otra oportunidad en el concurso.

El fundador de la revista "Playboy" acaparará esta noche la atención en la cuarta jornada del festival, que se aproxima poco a poco a su final de mañana.

Tranquilo pudo respirar Albano tras escuchar anoche su nombre entre los salvados por el voto popular, para intentar hacerse con un puesto en la final con su tema "L'amore è sempre amore" ("El amor es siempre amor").

Con Zanicchi ya eliminada, Albano consiguió salvar el tipo y hacer un férreo frente común con la ya conocida en Sanremo como "sexy" Patty Pravo para demostrar que la experiencia en el festival italiano es un grado, por mucho que se pongan por delante las ganas de hacer espectáculo.

Y una parte importante de ese "show" serán esta noche Hefner y sus chicas, quienes han llegado a Italia con una decena de personas que componen su corte y con comida propia traída desde Estados Unidos para que se cocine a su gusto.

Entre la compañía del empresario, de 82 años, figuran sus tres nuevas novias, una "conejita" ucraniana, su hermano, un secretario personal, su gabinete de prensa... Y todo para pasearse unos minutos sobre el escenario del Teatro Ariston en compañía de unas siete bellezas.

El espectáculo de la representación de "Playboy" tendrá su contrarréplica fuera del teatro con la manifestación convocada contra la imagen de la mujer que ofrecen las "conejitas", protestas que irán caldeando el ambiente para la marcha homosexual prevista para mañana.

Con todos estos alicientes, la emisión del Festival de Sanremo mantiene sus buenos audiencia -ayer fue seguido por un 43,89 por ciento de los telespectadores-, a pesar de que desde la apertura la presencia de estrellas invitadas, como la italiana Mina (eso sí, a través de un vídeo) ha ido a menos.

La propia "tigresa de Cremona" publica hoy un breve artículo homenaje al festival en el diario turinés "La Stampa": "Digno Sanremo mío, que te has bebido, junto a mí, un océano de elegantísimas palabras sobre la oportunidad de mi presencia física en tu casa", reza el texto.

Y a todo esto se suma el comentario del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, quien negó ayer haber visto el monólogo inaugural del cineasta Roberto Benigni en el que le aconsejaba que desapareciera para convertirse en un mito.

"¿Roberto Benigni?, soy uno de esos 45 millones (de italianos) que no lo he visto y que no han leído sobre ello. No puedo decir nada de eso", contestó el político a las preguntas de los periodistas.