La OCU pide a las empresas europeas que no utilicen dibujos animados al anunciar "alimentos poco saludables" para niños


MADRID|

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y organizaciones de la Oficina Europea del Consumidor (BEUC) han pedido a las empresas europeas de alimentos y a las principales distribuidoras que dejen de utilizar dibujos animados en la comercialización de alimentos pobres en nutrientes, incluyendo sus envases.

Según un estudio realizado por la OCU, junto a organizaciones de la BEUC, el uso de mascotas y personajes de ficción para comercializar alimentos con un perfil nutricional poco saludable influye en el comportamiento alimentario de los niños.

El estudio se ha centrado en la presencia de este tipo de personajes de ficción en los lineales de los supermercados y anuncios en trece países, incluido España. El análisis confirma que los dibujos aparecen en alimentos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera inadecuados para ser publicitados al público infantil por tener un alto contenido en azúcar, sal o grasa.

De los más de 100 productos analizados por la OCU, sólo uno de ellos utilizaba un personaje atractivo para los niños con el fin de promover el consumo de frutas y verduras.

OCU recuerda que los ministros de Sanidad de los estados miembros de la Unión Europea se reunirán este viernes 16 de junio en Bruselas para adoptar directrices que aborden el problema de la obesidad infantil. Por ello, pide que durante el encuentro se regule el uso de personajes animados o de ficción en productos dirigidos a niños.

Para OCU, la salud de los niños "debe primar sobre los beneficios comerciales", así que exige a los gobiernos nacionales que obliguen a las empresas a utilizar los dibujos de manera más responsable, y a las empresas de alimentos que demuestren un compromiso serio para proteger a los niños, mediante la eliminación voluntaria de estos dibujos animados en los envases y en la promoción de alimentos no saludables.