Carlos, el terrorista más conocido de los 70, protagonista de un filme

  • Berlín, 25 mar (EFE).- El terrorista más famoso de las décadas de los 70 y 80, el venezolano Vladimir Illich Ramírez Sánchez, se ha convertido en protagonista del filme "Carlos el Chacal", que se rueda estos días en el inactivo aeropuerto berlinés de Tempelhof.

Carlos, el terrorista más conocido de los 70, protagonista de un filme

Carlos, el terrorista más conocido de los 70, protagonista de un filme

Berlín, 25 mar (EFE).- El terrorista más famoso de las décadas de los 70 y 80, el venezolano Vladimir Illich Ramírez Sánchez, se ha convertido en protagonista del filme "Carlos el Chacal", que se rueda estos días en el inactivo aeropuerto berlinés de Tempelhof.

El terrorista, más conocido como "Carlos" o "El Chacal", fue entregado por las autoridades sudanesas a Francia en agosto de 1994 y en la actualidad cumple una condena de cadena perpetua por tres atentados perpetrados en este país en 1982 y 1983, que causaron once muertos y 190 heridos.

De 59 años y convertido al Islam desde 1975, se le ha acusado en varias ocasiones de apología del terrorismo, y ha sido siempre un personaje muy polémico, que acumulaba dinero en bancos suizos, para luego invertirlo en hoteles de lujo y mujeres.

"Carlos der Schakal" ("Carlos el Chacal") nace ahora como una historia biográfica de la mano del cineasta francés Olivier Assayas, autor de películas como "Las horas del verano".

Carlos será interpretado por Edgar Ramírez ("El ultimátum de Bourne"), mientras que Alexander Scheer ("Sonnenallee") se encargará de dar vida al cómplice del asesino en la vida real, Johannes Weinrich, quien también cumple cadena perpetua.

El reparto se completa con la actriz Nora von Waldstätten ("Falscher Bekenner") en el papel de Magdalena Kopp, la mujer de Carlos.

El productor, Jens Meurer, la calificó como "una de las historias más increíbles de los años 70".

El rodaje, que comenzó el pasado enero, ha llevado el equipo a varios países, entre ellos Francia, Alemania, Líbano y Yemen.

Por el momento, los escenógrafos tratan de recrear en el aeródromo de Tempelhof -cerrado desde noviembre pasado- cuatro escenarios centrales para construir la historia de Carlos.

Se trata de los aeropuertos de Roma, Budapest, París y Londres, que el peligroso terrorista solía utilizar para sus trayectos.

Los trabajos de rodaje continuarán esta semana en las ciudades de Halle y Naumburg (al este y oeste de Alemania respectivamente), donde el equipo levantará los escenarios tanto del Berlín oriental, capital de la antigua República Democrática Alemana, como de Viena y la periferia de Budapest.

En principio, está previsto que el filme se estrene en 2010.