El Salón del Manga de Valencia acerca con bailes y disfraces a la cultura japonesa

  • Valencia, 28 mar (EFE).- Valencia se acerca al mundo del manga y la cultura japonesa a través de la fantasía de disfraces "Cosplay", el baile nipón de moda "Para-para" y de las series de animación, como ha podido verse en la primera jornada del Salón del Manga que se celebra en Feria Valencia.

El Salón del Manga de Valencia acerca con bailes y disfraces a la cultura japonesa

El Salón del Manga de Valencia acerca con bailes y disfraces a la cultura japonesa

Valencia, 28 mar (EFE).- Valencia se acerca al mundo del manga y la cultura japonesa a través de la fantasía de disfraces "Cosplay", el baile nipón de moda "Para-para" y de las series de animación, como ha podido verse en la primera jornada del Salón del Manga que se celebra en Feria Valencia.

Aficionados y profesionales del manga, el universo de historias japonesas que se popularizó fuera de ese país a partir de series como "Dragon Ball", han llenado el recinto ferial en un certamen que terminará mañana y al que los organizadores, Jointo Entertainment y Asociación ADAM, esperan que asistan unas 6.000 personas.

A lo largo de la mañana, entre flashes de fotografías y música japonesa, jóvenes de entre 16 y 23 años mayoritariamente han participado, muchos de ellos disfrazados de sus héroes de películas y cómics, en los talleres de pirografía, trenzas, tatuajes de henna, cartas y juegos tradicionales japoneses.

Una de las organizadoras, Maite Franco, ha explicado en declaraciones a EFE que el "público es muy fiel y muy entregado" y presta una especial atención a las últimas "modas" del manga, como el baile japonés "Para-para", una danza de movimientos fáciles y rápidos que se aprende con un vídeojuego importado de Japón.

Miriam Mansilla, una de las organizadoras del expositor de "Para-para", practica ese baile en un grupo formado por veinte valencianos que han viajado por Baleares y Cataluña para mostrar su espectáculo, que siente como "una diversión y parte de su vida".

La otra gran atracción de los asistentes es el concurso de "Cosplay", en el que fanáticos del manga se disfrazan de personajes de ficción de las historias japonesas.

De esta competición saldrá un ganador que pasará a la siguiente fase a nivel nacional, donde se decidirá quién representará al mundo manga español del disfraz en la final que se celebrará en Brasil, según ha precisado Franco.

Otro de las expositores que ha atraído a más visitantes ha sido el de las "lolitas", muchachas vestidas según un estilo que nació de la imitación del "rococó" y la "moda clásica y victoriana" europea, pero que se fundió con la mirada japonesa en una moda elegante y tierna que recuerda a la infancia.

Karaoke, comida japonesa, videojuegos, cómics, camisetas y series de animación han completado la programación de esta edición, que sigue a las celebradas ya en Granada y Barcelona.

La crisis económica, según la organizadora Maite Franco, "no ha afectado tanto" al mundo manga, porque es "un sector que se mueve mucho por las nuevas tecnologías", lo cual permite a los fanáticos seguir las últimas novedades por internet y comprar de "una forma más selectiva".

Esta edición del Salón del Manga es la tercera que se celebra en Valencia, después de las organizadas en mayo y noviembre del año pasado en la sala Greenspace, que contaron con una asistencia de unos 5.000 personas, según fuentes de la organización.