Arrancan las excavaciones en Atapuerca donde se esperan encontrar esqueletos tanto de mamíferos como aves y reptiles


BURGOS|
Arrancan las excavaciones en Atapuerca donde se esperan encontrar esqueletos tanto de mamíferos como aves y reptiles

Arrancan las excavaciones en Atapuerca donde se esperan encontrar esqueletos tanto de mamíferos como aves y reptiles BURGOS | EUROPA PRESS

Un equipo formado por 80 personas y dirigidas por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez y Eudald Carbonell, ha comenzado este martes los trabajos de excavaciones en la Sierra de Atapuerca, en Burgos, concretamente en la Sima del Elefante, Galería, Gran Dolina y Cueva del Mirador.

A lo largo del próximo mes de julio llegará el resto del Equipo de Excavación de Atapuerca, compuesto por unas 280 personas que, además en los yacimientos citados, trabajarán en los de Cueva Mayor (Portalón, Sima de los Huesos y Galería de las Estatuas) y en el asentamiento al aire libre de Fuente Mudarra.

En junio también se iniciará también la labor de lavado de sedimento a orillas del río Arlanzón, lo que permite recuperar la microfauna de Atapuerca, es decir los diminutos fósiles de mamíferos, anfibios, aves, reptiles y peces de los yacimientos de la sierra Atapuerca.

Se espera que es estos trabajos de lavado de sedimentos se encuentren esqueletos o al menos cráneos enteros de Jacobea, Allophaiomys, Hystrix, Castor, Beremendia y Dolinasorex.

La mayoría de las personas que excavan en la sierra de Atapuerca pertenecen a distintos centros de investigación del Proyecto Atapuerca como son la Universidad de Burgos (UBU), Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos (CENIEH), Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES - Tarragona), Centro de Evolución y Comportamiento Humanos (Universidad Complutense de Madrid - ISCIII) y Universidad de Zaragoza (UNIZAR).

También hay investigadores de otras universidades y centros de investigación nacionales e internacionales. Cabe destacar la participación de varios estudiantes de la University College of London y del Museo Nacional de Georgia, gracias a los convenios firmados por la Fundación Atapuerca.

La Fundación Atapuerca, como complemento a la financiación que la Junta de Castilla y León destina a las excavaciones, coordinará el funcionamiento de la campaña con respaldo organizativo, administrativo, económico, logístico, de mantenimiento, de comunicación y de organización de eventos.

En la 'Sima del Elefante' en esta campaña se retirarán los sedimentos TE9d y TE8 además de que se pretende dejar al descubierto y excavar el nivel 7 en toda su superficie, ya que este nivel es el más antiguo con restos fósiles documentado en la Sima del Elefante hasta el momento.

La campaña de excavación en Galería se centrará en la subunidad GIIIa que tiene una antigüedad de unos 270.000 años, además de que las intervenciones de este año permitirán, por primera vez desde la reanudación de los trabajos, tener una superficie continua, ya que se podrán unir los dos sectores existentes que, actualmente, están separados por la morfología del techo de la cueva.

Los directores confían en que esta campaña proporcione abundantes fósiles y herramientas líticas "excepcionales" para entender el modo de vida de los grupos humanos del Pleistoceno medio de la sierra de Atapuerca.

En la Gran Dolina se va a seguir excavando en dos niveles distintos: el nivel TD10, de unos 400.000 años, y el nivel TD4, de entre 1.000.000 y 900.000 años de antigüedad. Con ello, y en función de los indicios obtenidos en la campaña de 2016, se acabará de explorar el mundo Achelense de Atapuerca, además de que otro objetivo de la excavación de TD10 es continuar desarrollando la vertiente de transmisión de conocimientos como escuela de arqueología prehistórica.

En el TD4 se intentarán ampliar las colecciones procedentes de depósitos antiguos, tanto líticas como faunísticas.

En la Cueva Fantasma se volverán a repetir estudios geofísicos para delimitar bien el yacimiento y se espera encontrar algún dato que permita hipotetizar sobre la antigüedad de los niveles que ya están a la vista.

En la Cueva del Mirador se seguirá profundizando en los sondeos de los sectores 100 y 200. Así en el sector 100 se prevé iniciar la excavación del nivel 107, un potente depósito sedimentário formado por episodios de quema de estiércol, y en el sector 200 se continuará la excavación del nivel 204, atribuido al neolítico final.

La Fuente Mudarra es un asentamiento al aire libre que se excava por sexto año consecutivo con un equipo de alrededor de 9 personas. Los objetivos son excavar los niveles 5, 6 y 7 que se descubrieron el año pasado, estos niveles tiene la misma cronología neandertal que el 4, y corroboran que este punto fue un lugar dentro del espacio cultural de los grupos neandertales que habitaron la Sierra durante el Pleistoceno superior, que visitaron de manera recurrente y en el que se realizaron labores de talla, de descuartizado de animales y trabajo con vegetales.

En la Cueva Mayor se seguirá excavando en los yacimientos del Portalón, galería de las Estatuas y Sima de los Huesos. En el Portalón se trabaja en niveles holocenos que están proporcionando una información muy valiosa acerca del origen de las poblaciones europeas actuales; en galería de las Estatuas se investigan las ocupaciones neandertales, de las que se espera disponer de dataciones fiables a corto plazo y en la Sima de los Huesos se trabaja para completar la reconstrucción de los esqueletos humanos y entender mejor el proceso de acumulación de los cadáveres y su cronología.

Por otro lado, el lavado de sedimentos sirve para recuperar la microfauna de Atapuerca, es decir los diminutos fósiles de mamíferos, anfibios, aves, reptiles y peces de los yacimientos de la sierra Atapuerca. Se realiza a la orilla del río Arlanzón a su paso por Ibeas de Juarros, y se lava y criba todo el sedimento de cada uno de los yacimientos que se excavan en la sierra de Atapuerca.

Este proceso sirve para datar y conocer el paisaje donde vivieron los ancestros y gracias al equipo de excavadores se recupera la valiosa "tierra" de la que se extraen los microfósiles, un trabajo que dirige la doctora Gloria Cuenca

El sueño del equipo que dirige la doctora Cuenca sería encontrar las especies nuevas de Sorex de los yacimientos de la Trinchera para poder hacer biomecánica y otras investigaciones en marcha. También sería de gran valor científico encontrar una buena muestra de Clethrionomys en la Sima de los Huesos.