Declarada Zona Arqueológica el yacimiento de Bezmiliana en Rincón de la Victoria

El enclave conserva vestigios de una medina hispanomusulmana y de una ciudad cristiana

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno acordó hoy inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Zona Arqueológica, el yacimiento de Bezmiliana en Rincón de la Victoria (Málaga). Este enclave conserva vestigios de la antigua ciudad medieval del mismo nombre, que en época andalusí (fundamentalmente en el siglo XII) adquirió gran notoriedad.

El yacimiento presenta tres áreas diferenciadas y separadas espacialmente, resultado de distintas intervenciones arqueológicas en el casco urbano de Rincón de la Victoria. En la primera de ellas, delimitada con una superficie de 2.025 metros cuadrados, se ubican los restos más significativos: la base del alminar de una de las mezquitas de la ciudad hispanomusulmana, defendido por un revellín o fortificación, y un gran aljibe posiblemente relacionado con dicho templo.

El alminar, de planta rectangular, se reconvirtió en elemento defensivo tras la conquista cristiana, aprovechando su disposición estratégica sobre un promontorio. Con el tiempo, acabó convirtiéndose en un torreón semicircular de mayores dimensiones. Por su parte, el aljibe, también de planta rectangular y con unas dimensiones de 5 por 2,5 metros, está cubierto por bóveda de medio cañón irregular realizada mediante ladrillo, sillarejo y mampostería.

La segunda zona, de 6.118 metros cuadrados de extensión, cuenta con abundantes elementos estructurales tanto de la medina hispanomusulmana como de la ciudad cristiana. Sus restos mejor conservados corresponden a las etapas almohade y nazarí. Entre ellos destacan los de una edificación organizada en torno a un patio y con diversas estancias.

El último sector de la zona arqueológica, de 4.866 metros cuadrados, alberga parte de la necrópolis medieval musulmana de Bezmiliana, que se desarrolló entre los siglos X y XV. Este cementerio, en el que abundan los enterramientos de fosas simples y de fosas cubiertas con lajas de pizarra, se asienta sobre un gran edificio de época tardorromana (siglos II al V), posiblemente unas termas privadas que fueron finalmente adaptadas como almacén de pesca.