Diseñadores españoles vuelven a las formas y dibujan el cuerpo

  • Madrid, 21 feb (EFE).- La despreocupada desinhibición que transmiten las prendas amplias y despegadas del cuerpo se tornan en épocas de crisis en ajustadas confecciones que con cortes, drapeados y trabajos de sastrería dibujan un sofisticado cuerpo femenino iluminado por brillantes tejidos y en el que no falta una revisión de las hombreras.

Diseñadores españoles vuelven a las formas y dibujan el cuerpo

Diseñadores españoles vuelven a las formas y dibujan el cuerpo

Madrid, 21 feb (EFE).- La despreocupada desinhibición que transmiten las prendas amplias y despegadas del cuerpo se tornan en épocas de crisis en ajustadas confecciones que con cortes, drapeados y trabajos de sastrería dibujan un sofisticado cuerpo femenino iluminado por brillantes tejidos y en el que no falta una revisión de las hombreras.

Así se ha podido ver esta mañana en los desfiles de Victorio & Lucchino y de Jesús del Pozo y parece que será la tónica de muchas de las colecciones que se presentarán hasta el próximo martes en la Cibeles Madrid Fashion Week.

"Eclecticismo" han llamado los sevillanos una colección en la que han unido distintos conceptos como vanguardia, modernismo, efectos novedosos, precios equilibrados y como resultado prendas ultra femeninas, ricas pero de aspecto sobrio y conservando, aunque más diluido, su espíritu.

Ni la hora, las diez de la mañana, ni el día, sábado, desanimaron a los seguidores de los sevillanos, incluida la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que llenaron las gradas en la primera jornada dedicada a los diseñadores miembros de la Asociación de Creadores de Moda de España.

El desfile, muy largo y con ausencia de prendas urbanas, comenzó en negro y fue iluminándose con azules antracita, verde bosque y mostaza, color estrella de la próxima temporada, en tejidos brillantes, vibrantes y metalizados, con terciopelos, rasos, organza o taf-taf.

Victorio & Lucchino han marcado las cinturas y han dibujado el cuerpo de la mujer a base de cortes, drapeados y cremalleras vistas y han enfatizado las hombreras, por cuya vuelta, con moderación, apuestan.

Muchos son los diseñadores que para buscar su inspiración vuelven la vista a artistas de todos los tiempos y así lo hicieron hoy Aghata Ruiz de la Prada y Francis Montesinos.

Inspirada en las geometrías del pintor holandés Piet Mondrian, los brochazos de Jackson Pollock o las composiciones de Vasarely, Aghata Ruiz de la Prada recreó una galería de arte.

Con herramientas de pintor, como pinceles o paletas, adornando las cabezas de las modelos, la diseñadora trabajó sus ya habituales puntos en vestidos, faldas o jerseys que por la noche se sofisticaban en brillantes acolchados, astracanes ecológicos y vestidos con flores troqueladas.

Dalí inspiró a Francis Montesinos que llevó la obra daliniana a los estampados que propone para la próxima temporada. Retratos de Gala, escenarios surrealistas, animales en un desfile teatral en el que no faltó la danza, con la colaboración de la Compañía Musical "Fiebre del Sábado Noche" y la especial participación de Juan Pablo di Pace.

En las propuestas reunidas bajo la denominación de "El Divino" estuvieron presentes todos los íconos del diseñador valenciano. Múltiples estilos, formas y tendencias en las que todo cabe en una colección cuya mejor definición es el nombre de su autor, Francis Montesinos.

La jornada matinal finalizó con la sensualidad que propone Jesús del Pozo en unos insinuantes vestidos sorpresa sobrios por delante y con espaldas al aire construidas con ataduras y lazadas.

Transparencias y superposiciones de gasa sobre punto opaco, con combinaciones de líneas corseteras y de inspiración japonesa, en una colección con mucho trabajo escondido, en la que el creador madrileño ha apostado especialmente por el color berenjena. Para la noche, ajustados vestidos con ausencia total de lo superfluo.