Encuentran un muro inca durante la construcción de un hotel en una ciudad peruana

  • Lima, 18 abr (EFE).- Los primeros trabajos de construcción de un hotel de la cadena Marriott en la ciudad peruana de Cuzco sacaron a la luz un imprevisto descubrimiento arqueológico compuesto de varios antiguos muros incas, publica hoy el diario El Comercio.

Lima, la ciudad de las huacas, sigue descubriendo sus enigmas mil años después

Lima, la ciudad de las huacas, sigue descubriendo sus enigmas mil años después

Lima, 18 abr (EFE).- Los primeros trabajos de construcción de un hotel de la cadena Marriott en la ciudad peruana de Cuzco sacaron a la luz un imprevisto descubrimiento arqueológico compuesto de varios antiguos muros incas, publica hoy el diario El Comercio.

Aunque las antiguas crónicas escritas durante la conquista española señalan que la zona donde se realizan los trabajos, en las inmediaciones de la Plaza de Armas de la que fue capital del imperio inca, era un sector agrícola, este hallazgo obliga a reconsiderar el trazado urbano del Cuzco del siglo XV.

Según el director del plan de monitoreo arqueológico de la construcción del hotel, Irwin Ferrándiz, la estructura hallada está formada por elementos líticos y de aparejo poligonal que reúnen todas las características de un recinto de la época incaica.

"Lo curioso es que las investigaciones señalaban que este sector estaba destinado a un área agrícola; sin embargo, vemos que éste estaba ocupado y que formaba parte de la traza urbana inca", afirmó Ferrándiz, en declaraciones recogidas por El Comercio.

El principal muro hallado mide 7,5 metros de largo por 1,20 de alto y 80 centímetros de ancho, y se encuentra fracturado en sus extremos, al parecer debido a la posterior construcción de edificaciones de la época colonial y republicana.

A pocos metros se encontró la cabecera de otro muro, por lo que se espera realizar nuevos hallazgos durante las labores de construcción del primer hotel de la cadena JW Marriott en la turística ciudad de Cuzco.

"La excavación alcanzó los cinco metros de profundidad y este muro todavía no ha sido descubierto en su totalidad, por lo que aún no se puede definir su longitud", detalló Ferrándiz.

Junto a ambos muros se encontraron 25 kilos de cerámica inca, con decoración polícroma, además de restos óseos fragmentados, carbón y restos del piso inca.

Los restos hallados serán, según la arquitecta del hotel Ana María Enríquez, recuperados e incorporados al establecimiento hotelero, algo que ya se contemplaba en el proyecto original, pues anteriormente se había descubierto otro muro similar en la zona.

"Las tras estructuras serán puestas en valor y formarán parte de las suites que contempla el proyecto", sostuvo Enríquez.