La "fiesta de la egiptología española" se celebra en El Cairo con la muestra '120 años de arqueología española en Egipto'

El ministro de Cultura inaugura una exposición única en Egipto que reúne más de 130 piezas originales

EL CAIRO, 6 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, María Teresa de Luis)

Objetos funerarios, mobiliario, sarcófagos, cerámicas o esculturas extraídas en yacimientos excavados por arqueólogos españoles son algunas de las más de 130 piezas originales que el Museo Egipcio de El Cairo muestra desde hoy hasta el próximo 6 de junio en una exposición única que inauguró esta tarde el ministro de Cultura español, César Antonio Molina y que conmemora el 120 aniversario de las excavaciones españolas en Egipto.

"Es la fiesta de la egiptología española", dijo emocionada la comisaria de esta exposición, Carmen Pérez Die -Conservadora jefe del Departamento de antigüedades Egipcias y del Próximo Oriente del Museo Arqueológico Nacional y directora, desde 1984, de la misión arqueológica de Heracleópolis Magna- que cumple así sus bodas de plata en esta misión.

La Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) y la Dirección General de Política e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura son los organizadores de esta muestra que acoge la sala 44 del Museo Egipcio de El Cairo. "Tras muchos años de duro trabajo hoy nos encontramos en este Museo que es la casa madre de la egiptología", continuó la comisaria recordando que la muestra reúne una selección de los trabajos realizados por el pionero egiptólogo Eduardo Toda a finales del siglo XIX hasta la actualidad.

Carmen Pérez Die confesó que "nunca" pensó que pudiera ofrecerse una exposición de esta naturaleza en el Museo Egipcio de El Cairo. "Hemos conseguido que los españoles tengan una consideración científica y ya no pasamos desapercibidos. Autoridades y colegas están sorprendidos de nuestro trabajo", declaró. "Desde los años 80 venimos intentando que la presencia española en Egipto sea lo que tiene que ser", apostilló.

Acompañaron a Pérez Die los principales responsables de las excavaciones actuales: Mirian Seco (Templo de Tutmosis III); Josep Padró (Oxirrinco); Miguel Ángel Molinero (Templo de Debod); Francisco Martín Valentín (Tumba de Sen-en-Mut); Luis Manuel Gonzálvez (Sharuna y Méydum); Alejandro Jiménez (Tumba de Harwa); Josep Cervelló (Necrópolis de Kom El-Khamasin) y José Manuel Galán (Tumbas de Djehuty y Hery).

DEUDA SALDADA

El ministro de Cultura, señaló en un encuentro con los medios de comunicación previo a la inauguración, que esta exposición "salda bastante la deuda de agradecimiento de los españoles con nuestros arqueólogos" que, según recordó, "llevan 120 años trabajando en condiciones difíciles y con pocos medios pero haciendo una tarea de extraordinario valor". Esta muestra es "un homenaje a todos ellos y muestra el compromiso de que por primera vez nos tomamos en serio la arqueología y los arqueólogos", añadió anunciando que tratarán de "arrancar" más presupuesto de lo normal para estos proyectos.

La exposición, que según Molina "podría llevarse a España a pesar de la dificultad para sacar las piezas de El Cairo", constituye un "descubrimiento para muchos españoles que desconocen la dimensión real de lo que aquí se hace", indicó José Luis García Canido director de proyectos de la SECC.

La muestra se abre con una puerta que cerraba la tumba de Sennedjem, descubierta por Toda y su equipo en 1886. En este apartado de la exposición se pueden ver, entre otras piezas, el sarcófago de Sennedjem, en madera policromada y forma momiforme, una caja de canopos (vasos que contienen las vísceras de los difuntos lavadas) y una silla y un taburete policromados.

Otro de los apartados de la muestra recoge las excavaciones dirigidas por el conde Vicente de Galarza en 1907. Aquí se halla la gran estatua de la reina Khamerernebty cuya vestimenta es única en toda la escultura del Reino Antiguo.

Asimismo, la exposición da cuenta de las excavaciones españolas en Nubia (dirigidas por Martín Almagro Basch entre 1961 y 1964) que peligraron en 1959 con motivo de la construcción de la presa de Asuán. Al final de la campaña, España recibió de Egipto como compensación miles de objetos hallados en las excavaciones que se conservan en el Museo Arqueológico Nacional; la concesión del yacimiento de Heracleópolis Magna, donde se sigue excavando en la actualidad y el Templo de Debod dedicado a Amón y a Isis e instalado hoy en Madrid.

LIMPIEZA Y PUESTA EN VALOR

El proyecto de investigación Heracleópolis Magna (excavaciones dirigidas por Martín Almagro Basch de 1966 a 1979 y por Carmen Pérez Díe desde 1984 hasta la actualidad) constituye otro apartado de esta exposición. En la actualidad la misión española está realizando trabajos de limpieza y puesta en valor de su templo en Heracleópolis. Las excavaciones se ha centrado en dos cementerios. Estelas de falsa puerta, el denominado Dintel de Osorkón, dos mesas de ofrendas o fragmentos de paredes dan cuenta de estas excavaciones.

El yacimiento de Oxirrinco (El-Bahnasa, Mina), excavaciones dirigidas por Josep Padró desde 1992, da entidad a otro apartado. Se trata de uno de los yacimientos de mayor extensión. En 2001 se comenzó a excavar un Osireion subterráneo, único por ahora en Egipto, que documenta el ritual anual consagrado a Osiris.

De interés son las excavaciones dirigidas por José Manuel Galán desde 2002. El objetivo del denominado "Proyecto Djehuty" es la investigación, documentación, restauración y publicación de las tumbas de Djehuty y Hery. Una veintena de piezas recrean en este apartado los pormenores de la excavación.

Para Galán la "financiación" de este tipo de proyectos es lo más difícil de conseguir, aunque en su opinión, "España está haciendo un gran esfuerzo aunque aún no estemos a la altura de Francia, Alemania o Reino Unido". "Esta exposición es el broche de oro de esta primera etapa de lucha para hacernos un hueco. Nos sirve de trampolín nacional e internacional", aseguró.

OTRAS EXCAVACIONES

'120 años de arqueología española en Egipto' recoge también la prospección y documentación epigráfica en Saqqara. Necrópolis de Kom El-Khamasin (excavación dirigida por Josep Cervelló en 1997).

En la última parte de la exposición se pueden ver paneles y fotografías de otras excavaciones dirigidas, codirigidas o integradas por arqueólogos españoles como la Misión de la Fundación Arqueológica de Clos en Méydum; el proyecto epigráfico del Templo de Debod; el proyecto de la Universidad de la Laguna en las tumbas de Harwa y de Pabasa (de la misión italiana en Luxor); la misión hispano-egipcia de Arqueoastronomía; La tumba de Puimra; La tumba de Montuemhat o el proyecto Qubbet el Hawa y el Templo funerario de Tutmosis III.

El acto de inauguración contó además con la presencia del embajador de España, Antonio López Martínez, y el ministro de Cultura de Egipto, Farouk Hosny. Este último, que se refirió a su homólogo español como el "gran poeta Molina", incidió en la colaboración entre Egipto y España para "salvar el legado común y humano del arte" egipcio, una cooperación que, dijo, será la base para otras relaciones de tipo económico, en política exterior y para el camino de la paz.

MEDALLA DE LA ORDEN DE LAS ARTES Y LAS LETRAS

Asimismo, Molina hizo entrega de la medalla de la Orden de las Artes y las Letras de España al Secretario General del Consejo Suprememo de Antigüedades, Zahi Hawass, uno de los más célebres egiptólogos del mundo.

Tras recoger su medalla, Hawass, que dijo que su relación con España se remonta a hace 25 años, cuando visitó nuestro país, destacó que la arqueología española "se halla entre las más brillantes" de las que actualmente se desarrollan en Egipto. De hecho, recalcó que las doce misiones españolas que trabajan en este país se encuentran en las que "más hallazgos han encontrado y mejor han hecho las cosas".