La Península Ibérica centrará el futuro Museo de Arqueología Nacional en 2011

  • Madrid, 26 may (EFE).- El futuro Museo de Arqueología Nacional aspira a convertirse en 2011 en uno de los centros referentes de la arqueología internacional en el que se mostrarán las manifestaciones culturales más representativas de la Península Ibérica, desde la Prehistoria hasta el reinado de los Reyes Católicos.

La Península Ibérica centrará el futuro Museo de Arqueología Nacional en 2011

La Península Ibérica centrará el futuro Museo de Arqueología Nacional en 2011

Madrid, 26 may (EFE).- El futuro Museo de Arqueología Nacional aspira a convertirse en 2011 en uno de los centros referentes de la arqueología internacional en el que se mostrarán las manifestaciones culturales más representativas de la Península Ibérica, desde la Prehistoria hasta el reinado de los Reyes Católicos.

Así lo ha anunciado el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, José Jiménez, en la presentación de las líneas maestras que caracterizarán al futuro Museo de Arqueología Nacional, nombre que adoptará en el mes de junio en sustitución del actual, Museo Arqueológico Nacional.

Su nuevo nombre, ha dicho Jiménez, servirá para enfatizar la visión arqueológica del museo, subsanando un error que llevaba a confundir la función del museo con su denominación.

También el próximo mes se creará un nuevo Patronato y se convocará un concurso para la designación de director que se hará cargo del museo previsiblemente en septiembre, tal y como ha afirmado Jiménez quien ha añadido que el museo se sustentará en una visión crítica de la arqueología actual y en el estudio de las culturas que han vivido en nuestro territorio.

Para ello, el museo contará con cuatro áreas: colección, programas, extensión y gerencia. Además, se reducirá la actual colección -1.350.000 piezas- "para quedarse con algo menos de la mitad", una selección que permitirá engrosar las colecciones de otros museos como el del Traje o el de las Artes Decorativas y que permitirá al Arqueológico ser un museo "centrado en la arqueología".

"Vamos a limpiar y reordenar la colección. Ahora es demasiado abigarrada lo que impide que el visitante vea lo verdaderamente importante y excepcional del museo", ha insistido Jiménez.

Con todo, no será hasta finales de 2010 cuando este futuro museo eche a andar ya que en esta fecha está previsto que terminen las obras de remodelación en las que actualmente está inmerso el museo con sólo cuatro salas abiertas de las 36 que dispone.

Con las obras el museo ganará 5.000 metros cuadrados para exposiciones permanentes hasta lograr en su conjunto 30.000 metros cuadrados de espacios ordenados.

"El futuro Arqueológico se convertirá en un museo fundamental de la Red de Museos Nacionales y un referente más del paseo del arte y la cultura en Madrid", ha señalado Jiménez quien prevé que a partir de 2011 el número de visitantes aumente sustancialmente, de las 200.000 visitas al año al millón de entradas.

Además, ha recordado que las líneas de inspiración de la renovación del museo fueron adoptadas el pasado mes de septiembre en unas jornadas internacionales con expertos en la materia.

De esas jornadas, el director de Bellas Artes ha destacado que la conclusión fue que "el museo se debería concebir como un museo del siglo XXI".