Molina anuncia un acuerdo de colaboración con la Biblioteca de Alejandría

  • El Cairo, 6 mar (EFE).- El ministro español de Cultura, César Antonio Molina, ha anunciado que la Biblioteca Nacional española firmará un acuerdo de colaboración con la Biblioteca de Alejandría, con la que está previsto desarrollar diferentes actividades.

El Museos del Cairo exhibe los tesoros encontrados por los españoles

El Museos del Cairo exhibe los tesoros encontrados por los españoles

El Cairo, 6 mar (EFE).- El ministro español de Cultura, César Antonio Molina, ha anunciado que la Biblioteca Nacional española firmará un acuerdo de colaboración con la Biblioteca de Alejandría, con la que está previsto desarrollar diferentes actividades.

Molina hizo este anuncio en El Cairo durante la inauguración en el Museo de la capital egipcia de la exposición "120 años de Arqueología Española en Egipto", y de la entrega de la Orden de las Artes y las Letras de España al egiptólogo Zahi Hawass, secretario general del Consejo Nacional de Antigüedades de Egipto.

El acuerdo entre la Biblioteca Nacional y la Biblioteca de Alejandría contempla la creación de programas de cooperación, investigación y desarrollo en campos de catalogación, automatización y digitalización, así como la organización de exposiciones de recursos bibliográficos, de seminarios y conferencias.

Entre las actividades figura también la creación de programas de cara a la conservación, puesta en valor y procesos técnicos de bienes bibliográficos o documentales, el desarrollo de programas de formación y la divulgación y comunicación.

César Antonio Molina, que comentó que le queda mucho por hacer, tanto si sigue en su ministerio como en otros destinos, dijo, sobre la posible reunificación de Cultura con Educación que "Cultura es Cultura".

Entre estos proyectos se encuentra el del nuevo Instituto Español de Arqueología de El Cairo, cuyos progresos ha presentado hoy Molina a Zahi Hawass.

Con una inversión de unos 400.000 euros y un plazo de ejecución de 12 meses, el ministro quiere dar una nueva orientación al actual Instituto, un edificio de unos 450 metros cuadrados en el barrio de Dokki, adquirido por el estado español en 1991.

Desde su inauguración ha servido de alojamiento a misiones arqueológicas españolas.

Con un nuevo proyecto arquitectónico, nuevos objetivos, cambio de estructura, de gestión y otros, el Ministerio quiere convertirlo en un centro de investigación y formación, en colaboración con el CSIC.

El centro se incluirá en una Red de Escuelas o Institutos Arqueológicos en el Mediterráneo Oriental y Próximo Oriente, junto con los institutos de Atenas, Ammán y Damasco, sedes que aportaría Cultura, y en Roma, que aportaría el CSIC.