Una exposición en La Pedrera de Barcelona muestra por primera vez en España cinco fósiles originales de Atapuerca

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La exposición 'Els tresors d'Atapuerca. Els fòssils originals' recala en la sala Gaudí de La Pedrera de Barcelona, donde estará desde hoy hasta el 28 de junio. La muestra, organizada por Caixa Catalunya y comisionada por Juan Luis Arsuaga, muestra por primera vez en España cinco de los fósiles más importantes hallados en los últimos años en Atapuerca (Burgos).

'Els tresors d'Atapuerca' reúne la Falange de la Sima del Elefante, un hueso atribuido al 'Homo antecesssor', considerado el primer europeo, así como un cráneo de 800.000 años de antigüedad de un niño de once años, víctima del primer acto de canibalismo que se conoce.

Sin embargo, la estrella de la exposición es la pelvis de la Sima de los Huesos, conocida popularmente como 'Elvis' y que está considerada por la revista 'Nature' como uno de los diez descubrimientos más importantes de la paleontología humana mundial. 'Elvis' data de unos 400.000 años y corresponde a un 'Homo heilderbegensis', y ayudó a determinar la complexión de estos homínidos, tan altos como nosotros pero más fuertes y robustos.

Otras piezas importante son el 'Cráneo número 5', el cráneo más completo del registro fósil mundial, y el hacha 'Excálibur', una piedra tallada que puede ser la primera ofrenda funeraria de la prehistoria y el primer objeto simbólico de la humanidad. Además, la muestra también incluye una explicación sobre uno de los últimos hallazgos, el cráneo de 'Benjamina', una niña de diez años con una deformidad en la cabeza.

Arsuaga, que calificó esta exposición de "milagro", destacó que los fósiles son "leyenda, mitos, iconos, fetiches de la cultura universal", por lo que, según dijo, "nadie debería perderse la oportunidad de tenerlos a un palmo de distancia".

La muestra que se puede ver en La Pedrera es en realidad la clausura de una itinerancia que ha recorrido 22 ciudades españolas y que ha recibido 650.000 visitantes, aunque en aquella ocasión las piezas exhibidas eran réplicas. Algunos de los originales se pudieron ver hace poco en el Museo del Hombre de París, aunque ésta es la primera vez que se muestran en España.

El destino final de los fósiles es el Museo de la Evolución Humana que el arquitecto Juan Navarro Baldeweg está construyendo en Burgos, un centro que se inaugurará en 2011 y que albergará todos los hallazgos que se vayan descubriendo en Atapuerca.

La continuidad en los descubrimientos es, según el investigador Eduald Carbonell, algo seguro, ya que según explicó, en el yacimiento de la Gran Dolina "no se ha sacado ni un uno por ciento de los fósiles". "Cuando se alcance el nivel TD-6 --dentro de unos ocho años--, se producirá una orgía de fósiles humanos", aseguró emocionado.