Cincuenta años sin Frank Lloyd Wright

  • Redacción Internacional, 8 abr (EFE).- La retrospectiva "Frank Lloyd Wright: From Within Outward", del Guggenheim de Nueva York, a partir de mayo, y diversos libros recuerdan a uno de los maestros y renovadores del lenguaje arquitectónico del siglo XX en el 50 aniversario de su muerte, que se cumple mañana.

Cincuenta años sin Frank Lloyd Wright

Cincuenta años sin Frank Lloyd Wright

Cincuenta años sin Frank Lloyd Wright

Cincuenta años sin Frank Lloyd Wright

Redacción Internacional, 8 abr (EFE).- La retrospectiva "Frank Lloyd Wright: From Within Outward", del Guggenheim de Nueva York, a partir de mayo, y diversos libros recuerdan a uno de los maestros y renovadores del lenguaje arquitectónico del siglo XX en el 50 aniversario de su muerte, que se cumple mañana.

Un aniversario que llega en tiempos de crisis a nivel mundial, un problema que vivió Wright (1867-1959), quien desarrolló el estilo "Usonian", entre 1936 y los años 50, para abaratar las viviendas de la clase media, que padeció las consecuencias de la gran depresión de 1929 y la I Guerra Mundial.

Esa manera de proyectar los edificios que creó este visionario de la nueva arquitectura del hormigón y el cristal aportó en sus 62 años de carrera otra forma de convivencia del ser humano con los edificios civiles y gubernamentales.

La apertura metafórica que este arquitecto llevó a cabo en sus edificios fue la creación de espacios diáfanos y la colocación de grandes ventanales

Wright desarrolló una "arquitectura de la democracia", según su fundación, a pesar de que los costes de sus viviendas eran para unos pocos bolsillos.

Las cocinas americanas y las plazas de aparcamiento al aire libre que hoy en día son muy comunes, surgieron de la mente de este arquitecto cuando concibió sus casas "Usonian".

Muchos de sus proyectos no se construyeron. Wright dibujó -en unos 22.000 bocetos- más de mil edificios, de los unos 480 se realizaron y dos fueron demolidos: el Midway Gardens, de Chicago, y el mítico Imperial Hotel, de Tokio, según datos de la fundación que vela por su legado.

La creatividad de Wright fue básica en su lenguaje arquitectónico con el que aportó una nueva manera de concebir la construcción y, sobre todo, en EEUU, donde en el siglo pasado también se fomentó la vuelta de las formas clásicas del renacimiento italiano.

Para algunos, Wright es un genio y lo comparan -al igual que al franco-suizo Le Corbusier- con lo que supuso Pablo Picasso en la pintura, pero lo incuestionable es su aportación en la aplicación constructiva de los materiales y las formulación de nuevas estructuras.

El hormigón fue su aliado para diseñar casas como las del estilo "Usonian Automatic" u otros edificios como el Museo Guggenheim de Nueva York (1959) o la casa Fallingwater, en Pensilvania (1935), en los que, ante todo, renovó el concepto del espacio interior.

Hasta la fecha, el interior de las casas y los edificios eran abigarrados, hasta que él concibió que con la combinación del hierro y el hormigón en la estructura podía crear espacios diáfanos dentro de sus construcciones.

Y, también, se preocupó por la luz natural que penetra a través de los grandes ventanales horadados en los techos o en los muros en sus casas tanto de madera como de piedra.

De ahí que el vidrio fuese otro de los elementos naturales que estudió y combinó con la madera y la piedra como si se trasladase el concepto del yin y el yang a sus casas, entre las cuales cabe destacar, la Hagan y la Massaro.

La influencia de la naturaleza y la fusión de sus casas con el hábitat natural proviene de la infancia de Wright, cuando pasaba sus vacaciones en el valle de Spring Green, y de sus viajes y posterior estancia en Japón.

La aplicación pionera occidental del minimalismo es evidente en sus casas "Usonian" como la Curtis Meyer (1948), en la que los círculos y los semicírculos crean espacios abiertos en el interior y formas.

Sus creaciones fueron múltiples: desde dos estilos arquitectónicos -el Usonian y el Prairie- que aplicó en hoteles, casas, torres de apartamentos, centros comerciales, museos, templos de confesiones diversas hasta el diseño de objetos y materiales.

Aunque hay dos aspectos que llaman la atención sobre Wright en estos tiempos: el primero es el gran número de libros editados desde el año pasado sobre Frank Lloyd Wright.

En el catálogo "online" de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos figuran actualmente 881 títulos sobre este arquitecto.

Y en segundo lugar, el lado oculto de la vida privada de este visionario de la arquitectura del siglo XX, que alimenta los cotilleos y aporta la trama de novelas que indagan en la relación que mantuvo con sus tres esposas y su amante oficial, que fue asesinada en 1914 en su legendaria casa Taliesin.