Cruz defiende la necesidad de una cultura sostenible en la Universidad Jaume I de Castellón

MURCIA, 20 (EUROPA PRESS)

El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, ofreció hoy la ponencia 'Principios para una gestión cultural sostenible' en el marco de las VIII Jornadas para Gestores Culturales que organiza la Universidad Jaume I de Castellón. En su intervención, Cruz defendió la necesidad de una cultura sostenible que vendría materializada por una cultura en un contexto dinámico que surge de la propia gestión cultural, según informaron fuentes del Gobierno regional.

Así, "una gestión cultural sólo se puede considerar como contextualizada cuando transforma el ámbito social para el que ha sido diseñada", en palabras del titular regional de Cultura.

Cruz también destacó como requisitos indispensables para una cultura sostenible el conflicto derivado del impacto social que es capaz de originar y el realismo, que "se mide por su grado de participación en los procesos de transformación social".

Esto se debe, añadió el consejero, "a que solamente una gestión cultural que está incardinada en la realidad social para la que está proyectada , contribuyendo activamente a su construcción y transformación, es una gestión que deja de ser considerada como un elemento de gasto para pasar a funcionar como un elemento de inversión".

El titular de Cultura puso como ejemplos concretos de esta gestión sostenible la participación de la Región en Arco, en la Bienal de Venecia y la creación de Ediciones Tres Fronteras, en tanto que son proyectos que combinan las escalas regional, nacional e internacional; el Foro Artístico, como modelo de la autogestión que favorece el asociacionismo y la participación ciudadana; y los proyectos emprendidos en municipios como Cartagena, Ceutí, Molina o Blanca, como modelos de descentralización cultural.

Asimismo, aludió al Plan para el Desarrollo de las Industrias Culturales y la creación del Observatorio del Diseño y la Arquitectura, como ejemplo de las medidas que impulsan un fortalecimiento del tejido industrial; el festival SOS 4.8 y la Feria Europea de Arte Contemporáneo Manifesta, como muestra de la unión entre cultura y turismo.

Además de los proyectos 'Clubtura', 'Vídeo Abierto', 'Lecturas Informales' y 'A Deshora', como ejemplos de la deslocalización de la cultura tanto a nivel espacial como temporal, en tanto que estas iniciativas proponen una descontextualización de las acciones culturales.