El arquitecto suizo Zumthor gana el codiciado premio Pritzker

LOS ANGELES (Reuters) - El arquitecto suizo Peter Zumthor, a quien no gusta ser el centro de atención y que prácticamente ha limitado su obra a su refugio alpino, ganó el domingo el mayor honor de su profesión, el premio Pritzker de arquitectura.

Zumthor, de 65 años, se convierte así en el tercer suizo que recibe un galardón que ha sido descrito en ocasiones como el equivalente del Nobel en el mundo de la arquitectura.

Muchos de los trabajos de Zumthor salpican la zona montañosa donde ha vivido y trabajado durante los últimos 30 años, incluyendo su proyecto más conocido, las termas de Vals.

El lujoso centro, que abrió en 1996 tras una década de trabajos, cuenta con 60.000 cortes de precisión de lozas de piedra cuarcita instaladas en la ladera de una colina rodeada de altas cumbres.

Un par de trabajos en Alemania evocan una espiritualidad similar: el museo de arte Kolumba en Colonia y una austera capilla en una granja cercana. En Austria, diseñó el museo Kunsthaus Bregenz, que parece una lámpara desde el exterior.

Sin embargo, Zumthor no ha terminado proyectos en Estados Unidos ni en Reino Unido y se abstiene de proyectos de grandes centros comerciales y de edificios de precios elevados.

"Si alguna vez hago una construcción en la montaña para una persona rica, para él será sólo un refugio en la montaña, y para mí serán tres años de mi vida. Por eso tengo que ser cuidadoso", dijo a Reuters Zumthor.

La escasez de su obra y los años de trabajo que pone en cada proyecto lo han convertido en una especie de héroe en una industria donde los arquitectos famosos ganan titulares y comisiones lucrativas por lo que él describe como "bellas imágenes".

El premio Pritzker fue creado en 1979 por la familia Pritzker, un clan con sede en Chicago dueño de la cadena de hoteles Hyatt, como un medio de homenajear a un arquitecto vivo cuyas obras, entre otras cosas, produzcan "consistentes y significativas contribuciones a la humanidad".