El Patronato del Alcázar contrata un estudio técnico del número seis del Patio de Banderas para su restauración

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

El Patronato de los Reales Alcázares, órgano gestor de este recinto palaciego declarado Patronato de la Humanidad, ha contratado un estudio técnico en cuanto al estado actual y las patologías arquitectónicas del número seis del Patio de Banderas, --cuya titularidad ostenta el Ayuntamiento se Sevilla tras su cesión por parte de la Dirección General de Patrimonio del Estado--, con el fin de determinar la naturaleza del proyecto de rehabilitación que planea dicha institución para la vivienda.

El alcaide de los Reales Alcázares, Antonio Rodríguez Galindo, explicó en una entrevista concedida a Europa Press que tras la entrega del número seis del Patio de Banderas al patrimonio municipal, --una de las 19 viviendas de esta histórica plaza que reclama el Ayuntamiento de Sevilla a Patrimonio del Estado--, el Patronato ha comenzado ya las actuaciones correspondientes a la resolución del destino de esta vivienda.

En concreto, Antonio Rodríguez Galindo informó de que el Patronato ha contratado un estudio arquitectónico sobre "el estado actual" de la vivienda en el plano arquitectónico, sus "patologías" como construcción y todos los aspectos correspondientes a determinar "qué tipo de obras y actuaciones debemos hacer" para restaurar esta vivienda destinada a integrarse en el monumental conjunto palaciego.

"La rehabilitación de la casa número seis del Patio de Banderas comenzará una vez que sea entregado este estudio de patologías", dijo el alcaide de los Reales Alcázares asegurando que la vivienda, "deshabitada" cuando comenzaron las negociaciones relativas a su transferencia al patrimonio municipal, será restaurada para su inclusión en el recinto.

RECLAMACIÓN HISTÓRICA

En cuanto a la iniciativa del Ayuntamiento de Sevilla de reclamar la totalidad de las casas del Patio de Banderas al Estado, a excepción de la del callejón del Agua al haber sido subastada hace años por el propio Gobierno, Rodríguez Galindo insistió en la necesidad de consumar el procedimiento iniciado con la vivienda número seis, porque se trata de "una reivindicación histórica", una deuda de la transferencia "incompleta" del monumento al Ayuntamiento en 1931 de manos de la II República.

Al respecto, aludió a la "negociación política" como único medio para consumar tal proceso, destacando el hecho de que el Ejecutivo central de José Luis Rodríguez Zapatero "nos ha cedido una", mientras durante los ocho años en los que el PP gobernó el país "fue sacada a subasta la vivienda del callejón del Agua". Por ello, abogó por una negociación "educada" y por la creación de una "colaboración" entre el Ayuntamiento y la Dirección General de Patrimonio del Estado al objeto de reclamar todas estas viviendas, toda vez que el pleno del Ayuntamiento ha aprobado ya la reclamación del número 15.