España presenta en Shangai el gigantesco pabellón-cesto que la representará en la Expo de 2010

SHANGAI (CHINA), 15 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Débora Altit)

España ha presentado hoy oficialmente el pabellón que representará al país dentro de un año en la próxima Exposición Universal de Shangai, una gigantesca estructura de formas sinuosas y cobertura de mimbre que sus responsables definen como, probablemente, el mayor edificio-cesto existente en el planeta.

En la presentación, que contó con la asistencia del comisario general del Pabellón de España en la Expo de Shangai 2010, Javier Conde, el subdirector general de la exposición, Zhu Yonglei, así como de la creadora de la propuesta española, la arquitecta italiana Benedetta Tagliabue, los organizadores defendieron la idoneidad de este concepto de edificación en una exposición que se ha marcado como objetivo repensar las urbes y pasar "de la ciudad de nuestros padres a la ciudad de nuestros hijos".

"El sentido de una exposición universal ha cambiado radicalmente. Ya no es como en el siglos XIX, cuando servían a los países para demostrar su poderío industrial. Ahora son los grandes eventos de la diplomacia pública. Por el número de visitas que reciben, por su duración... Son mucho más grandes que los Juegos Olímpicos. Las exposiciones sirven para mostrar nuestra preocupación por los grandes retos sociales", declaró Conde.

"España es uno de los países más celebres por sus participación en las exposiciones universales. Su experiencia siempre merece ser tenida como referencia y estudiada", comentó por su parte Zhu Yonglei, que recordó que España no sólo participará en la cita con el pabellón nacional, sino que es el país con más ciudades, por detrás de China, que han sido elegidas para dar a conocer su concepto de urbe (Barcelona, Bilbao, Santiago de Compostela, Zaragoza y Madrid, si bien esta última es la única que goza de un pabellón propio).

España puede que lo tenga difícil a la hora de ganarse el apoyo del público chino, ya que tendrá que competir con pabellones "parques de atracciones" como el suizo, al que se accederá a través de un teleférico, o el danés, que el visitante recorrerá en bicicleta y contará con la famosa escultura de la "Sirenita" en su interior. Pero lo que parece que sí se le está reconociendo al pabellón "cesto" es que cuenta con una de las estructuras más complejas, según comentaron los constructores chinos, encargados de levantar otros pabellones.

"EL CESTO"

La presentación del pabellón se ha hecho coincidir con el inicio oficial de las obras, que en realidad comenzaron a mediados de marzo. El "Cesto" se dividirá en varios espacios, incluida una plaza central que sirve de entrada, y cuenta con una superficie útil de algo más de 7.000 metros cuadrados, de los que unos 1.900 serán accesibles al público general.

El edificio está construido con tres capas paralelas, en tres materiales diferentes. El esqueleto, compuesto de tubos de acero solapados mediante soldaduras, marca las formas, rectas u onduladas, y cuya construcción se ha iniciado recientemente; el interior de cristal, que permite aislar el edificio, y el famoso exterior de mimbre, la gran aportación arquitectónica de sus creadores.

"Queríamos hacer este pabellón con un tipo de arquitectura nueva, que represente la tradición y la capacidad de innovación de España, y desde principio nos inclinamos por el mimbre, un material ligado a la artesanía, aunque lo reinterpretamos para hacer algo diferente y ecológico", explicó Benedetta Tagliabue.

La arquitecta, que expresó su deseo de que su propuesta "dé pie a un desarrollo" posterior de trabajo con este material, comentó que los alrededor de 12.000 paneles de mimbre que se utilizarán han recibido un tratamiento especial (con esmaltes impermeables e inflamables) y que se emplearán barnices en tres tonos diferentes, que permitirán escribir en el cesto "mensajes positivos" utilizando caracteres chinos.

"Hemos escogido algunas palabras y frases, como el sol o la luna, la armonía, la belleza de la luz... Aunque ahora que estamos aquí tenemos que ver cuáles son las mejores. La caligrafía china es un arte visual, pictórico y literario, y queremos convertirlo en un poema de buen augurio para la Exposición".

POSIBLE PABELLÓN PERMANENTE

Pero la gran pregunta durante el acto de presentación, que quedó sin responder, fue qué puede pasar en caso de que el pabellón pase de temporal a permanente. El monto presupuestado para la construcción del pabellón son 18 millones de euros, pero este precio no tiene en cuenta cuánto costaría mantener la cobertura caduca de mimbre trenzado en caso de que el pabellón fuera uno de los edificios "agraciados" al final de la Expo y se convirtiera en parte permanente de la fisonomía arquitectónica shanghainesa.

Tras el traslado a la zona en construcción, los organizadores evitaron mostrar los ya célebres paneles de mimbre. Su resistencia, con los materiales que se están probando actualmente, oscila entre los dos y los ochos años, según quién sea la fuente consultada a pie de obra.

La SEEI (Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales), organizadora del acto, declinó contestar cuánto costaría renovar y mantener el edificio e insistió en señalar que todavía está por ver si España, que desea convertir el pabellón en un centro de promoción cultural, puede o no salvarse de la quema simbólica (según fuentes diplomáticas, aunque en un principio las autoridades chinas aseguraron que el pabellón sería uno de los elegidos, luego han mantenido un hermético silencio).