Las obras del Palacio de Congresos de Palma ya están culminadas en un 10% y acabarán dentro de los plazos previstos

La nueva infraestructura recibirá las primeras reuniones entre enero y marzo de 2011

PALMA DE MALLORCA, 06 (EUROPA PRESS)

Las obras del Palacio de Congresos de Palma de Mallorca ya están culminadas en cerca de un 10 por ciento y acabarán dentro de los plazos previstos, según desveló el arquitecto que diseñó esta estructura de 60.000 metros cuadrados, Patxi Mangado, quien detalló que los trabajos de construcción se realizan a un "ritmo bueno pero desigual" y, por lo tanto, estarán finalizados dentro del plazo previsto.

Así lo manifestó el técnico durante la visita que realizó hoy a la obra, en la que estuvo acompañado, entre otros, por la presidenta de la Asociación Hotelera de Palma, Marilén Pol, y el director gerente de Palau de Congresos de Palma, SA, Mateu Crespí, quienes resaltaron lo "magnífico e importante" de este proyecto, que será uno de los edificios de su clase más grandes de España, con un presupuesto de 120 millones de euros.

Además, Pol recordó que el Palacio de Congresos recibirá las primeras reuniones entre enero y marzo de 2011 y consideró que será un "motor que dinamizará el turismo" de toda la isla y, en palabras de Crespí, ya está "colaborando con la mejora económica de esta isla", un efecto que se acentuará cuando entre en funcionamiento. Una idea que consideró necesario trasmitir a las empresas y al movimiento asociativo isleño, por lo que afirmó que a la visita de hoy seguirán otras similares.

Según detalló Mangado, en la ejecución de la obra "más extensa de Europa" --según la superficie que ocupa-- en este momento, actualmente trabajan más de 400 obreros, mientras que, en el momento de máximo apogeo de los trabajos, se espera que sean un millar los empleados que realicen distintas funciones en el recinto, lo que, en su opinión, da una idea de la importancia de un proyecto "largamente esperado" por los hoteleros y la sociedad mallorquina.

El arquitecto remarcó el "carácter grupal" de la obra del Palacio de Congresos, a causa de la "gran cantidad de intensidades que hay detrás", según dijo, en referencia a la cantidad de técnicos de todo tipo que se sumaron paulatinamente a su equipo y al de la constructora, Acciona Infraestructuras, para desarrollar un proyecto que cuenta con varias dimensiones, "social, económica e, incluso, me atrevería a decir que política", manifestó.

Para Patxí Mangado, el futuro Palacio de Congresos de Palma será una edificación "extraordinariamente importante" y marcará un "punto y a parte" en la arquitectura mallorquina, por lo que consideró necesario que "se vaya viendo el esfuerzo que está haciendo tantísima gente" a través de visitas como la que se realizó hoy, porque "se ha acabado el tiempo en que estas obras debían estar cerradas y no las venía a visitar nadie", afirmó.

MÁS AVANCE EN LOS EXTREMOS

Concretamente, el estado de las obras del Palacio de Congresos de Palma es más avanzado en los dos extremos. En la parte que da a la calle Manuel Azaña se realiza el hormigonado de las gradas del auditorio pequeño, así como las escalas de descenso al aparcamiento. En el área de Servicios, se ha llegado hasta la altura de la primera planta y, en la zona central, se prepara la estructura de pantallas que cubrirá la planta sótano, sobre la que se ubicarán las salas de exposiciones.

También se ha iniciado la construcción de las rampas de acceso al Subterráneo 1 --zona de autobuses-- y, en el área más alejada, se están hormigonando los techos de la segunda planta, se está levantando ya la estructura de la tercera, y se han comenzado las escaleras internas del hotel. Aunque, cabe precisar, que se suprimió la segunda planta sótano --destinada a párking-- a causa de los problemas de entrada de agua a través el subsuelo.

Cabe señalar que el arquitecto dijo estar "encantado" con esa decisión, que consideró "muy acertada", ya que persistir con la idea original, hubiera supuesto que "todavía estaríamos nadando" en el agua, que generó en su momento unos problemas "extraordinarios" para la continuidad del proyecto tal y como estaba concebido en un principio. La pérdida de los aparcamientos de esa planta "no afectará" al funcionamiento del palacio, remarcó Mateu Crespí.

PÁRKING MÁS CARO DEL MUNDO

De haberse construido, a pesar de todo, "la realidad hubiera demostrado que era el párking más caro del mundo", señaló Mangado, quien consideró que se hubieran tardado al menos 100 años en amortizarlo. Un problema que era tanto más grave al comprobar científicamente que no se trataba de agua marina, sino que era agua dulce que venía desde las montañas a través de afluentes, con lo cual, "podía haber lavado los cimientos de los edificios cercanos", con un gran riesgo para su estabilidad.

Preguntado a propósito de la transformación de la fachada marítima en un parque, con zonas ajardinadas, otras comunes y servicios, Patxí Mangado, afirmó que le parece "estupendo" y, a este respecto, recordó haber expresado con anterioridad que el edificio de GESA "no es catalogable" y, por lo tanto, "yo hubiera llegado más hasta las últimas consecuencias, haciéndolo todo parque continuo" hasta las murallas medievales.