ENCUESTA Coches sin contaminación, ¿qué estás dispuesto a hacer?

Jonathan Coe novela el desencanto político de la sociedad británica 'prebrexit'


BARCELONA|
Jonathan Coe novela el desencanto político de la sociedad británica 'prebrexit'

Jonathan Coe novela el desencanto político de la sociedad británica 'prebrexit' BARCELONA | EUROPA PRESS

El escritor inglés Jonathan Coe plasma el desencanto político de la sociedad británica "prebrexit y postcrisis" en la novela 'El número 11' (Anagrama), un acercamiento posmoderno a la realidad inglesa que lanza preguntas y reflexiones sin respuesta en medio de una trama política que recupera a personajes anteriores.

Lo ha explicado el autor en rueda de prensa este miércoles acompañado de la editora Sílvia Sesé, que ha destacado que se trata de una novela política que contiene la "esencia de la obra de Coe" porque remite a sus obras importantes anteriores.

La nueva novela es la número 11 del autor, lo que inspiró el título del libro: "Es el número que puse en el bloc de notas, por lo que cuanto más tiempo pasaba sentía que menos opciones tenía de que se me ocurriera un título mejor".

La novela, que llegará a EE.UU. en dos semanas y que fue finalizada en marzo de 2015, habla de un pasado reciente y refleja el desmantelamiento de la sanidad pública, triquiñuelas de la evasión fiscal de los muy ricos y la emigración ilegal, entre otros, en un tono satírico.

El 'Brexit' no ha sorprendido al autor, aunque sí que le ha hecho sentirse decepcionado porque creía que la gente tenía más sentido común: "Si tuviera que definir los temas principales de la novela son miedo, nostalgia e injusticia, y seguramente estas son las tres cosas que han acabado motivando el 'Brexit", ha dicho el escritor.

'El número 11' aguarda continuidad con su anterior novela '¡Menudo reparto!', algo que se dio sin una voluntad inicial expresa, pero a medida que avanzó en la escritura se dio cuenta de que tono y tema eran muy similares, si bien el final de la segunda es más abierto y ambos se pueden leer de forma independiente.

GUERRA DE IRAK

La muerte del inspector de armamento de Naciones Unidas en Irak David Kelly, envuelto en un escándalo de filtración de datos que ponían en entredicho a Tony Blair, perturbó mucho al autor y a la sociedad británica, por lo que se convirtió en un punto de partida para hablar de la Guerra de Irak.

También le sirve para hablar de cómo el Gobierno británico embarcó al país en una guerra escondiendo la verdad, y el citado acontecimiento cristalizó la ruptura de los últimos vínculos de confianza que existían con la clase política, ha comentado.

ADICTO AL HUMOR

"Soy un absoluto adicto al humor y no me imagino la posibilidad de escribir sin él", ha dicho sobre el tono satírico que utiliza en sus novelas, y ha explicado que en 'El número 11' quería indagar en el papel del humor en un mundo hostil.

Con la novela quiere criticar la precariedad de la vida de la clase media británica, puesto que abarca el periodo de 2008 a 2016, ha dicho el escritor que ha observado que una de las consecuencias del inicio de la crisis es no solo económica, sino psicológica.

"La clase media tomó conciencia de que la prosperidad y el estilo de vida se habían construido sobre cosas insustanciales y los cimientos se desmoronan con facilidad y el ambiente y atmósfera del libro está bañada en esa idea de miedo, incertidumbre e incomodidad", ha dicho el autor que presentará la novela la tarde de este miércoles en el Instituto Británico.

JUEGO DE GÉNEROS

Pese a plasmar desencanto, el escritor ha destacado lo mucho que ha disfrutado escribiendo este libro en que juguetea con los géneros, estructuras narrativas y lleva a cabo guiños y referencias a la cultura popular y a los libros infantiles.

"La ficción es la forma más honesta de escribir porque el contrato del autor y el autor está muy claro y otras formas como la telerrealidad desdibujan este contrato", ha dicho el escritor preguntado por el auge de 'reality shows'.