Barceló mostrará su lado africano y su pasión por las letras en el Pabellón Español de la 53 Bienal de Venecia

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Ajeno a las críticas por el coste de la cúpula para la sede de Naciones Unidas en Ginebra, "no fui consciente de las críticas" y de una "polémica política" en donde "yo me vi en medio", según declaró hoy el artista, Miquel Barceló presentó en Madrid cómo será el Pabellón Español en la 53 Bienal de Venecia, que se inaugurará el próximo 7 de junio. Su comisario será Enrique Juncosa, director del Museo de Arte Moderno de Dublín.

El Pabellón reúne pinturas de gran formato y de reciente creación, junto a otras anteriores que conforman una revisión del trabajo de Barceló desde el año 2000.

La muestra, que lleva por título 'Miquel Barceló' gira en torno a temas ya tratados por el artista como los primates, los paisajes africanos y la espuma de las olas del mar.

El Pabellón descubre, además, una serie de obras del artista y escritor francés François Augierás (1925-1971), en cuyo trabajo se plasman representaciones de pequeño formato con temáticas costumbristas africanas, que el artista mallorquín pretende descubrir al gran público.

El coste del pabellón será de 800.000 euros, "siguiendo la lógica de anteriores ediciones", según explicó Antonio Nicolau, director de Relaciones Culturas y Científicas de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (Aecid)

UN 80% DE OBRA INÉDITA

En rueda de prensa, Barceló explicó hoy que el Pabellón, que presentará un 80% de obra inédita, mostrará su lado "más africano" (el artista tiene una residencia en Africa desde hace veinte años) e incluirá cuadros de una gran "materialidad" reflejando estados "líquidos" y "geológicos".

El artista mallorquín describió alguno de los cuadros y las salas que formarán parte del Pabellón de la Bienal, cuyas obras más antiguas datan del 2002. Así en Venecia, volveremos a apreciar a sus gorilas solitarios dibujados en el taller, que son "autorretratos"; también habrá una gran sala dedicada al mar con cuadros blancos o multicolores y una sala con cuadros en blanco y negro para reflejar la "soledad organizativa" y la situación del artista en una "esquina" rodeado por una "magma multicolor incontrolable".

Asimismo, el Pabellón incluirá una sala dedicada a las cerámicas, que son otra "forma de pintura" según Barceló, y una estancia llena de libros "que han sido muy importantes en mi vida", reconoció el artista.

Antonio Nicolau argumentó que Barceló representará a España por su capacidad de "innovación" y por su capacidad de "conectar España con el mundo entero".