David Hockney protagoniza una subasta de arte contemporáneo en Christie's

  • Nueva York, 13 may (EFE).- El británico David Hockney protagonizó hoy una subasta de arte contemporáneo y de posguerra en la sede neoyorquina de Christie's, gracias a la obra "Beverly Hills Housewife", que se vendió por 7,9 millones de dólares y con la que el artista fijó un nuevo récord personal.

David Hockney protagoniza una subasta de arte contemporáneo en Christie's

David Hockney protagoniza una subasta de arte contemporáneo en Christie's

Nueva York, 13 may (EFE).- El británico David Hockney protagonizó hoy una subasta de arte contemporáneo y de posguerra en la sede neoyorquina de Christie's, gracias a la obra "Beverly Hills Housewife", que se vendió por 7,9 millones de dólares y con la que el artista fijó un nuevo récord personal.

El díptico, de 3,6 metros de largo y 1,8 de alto, que Hockney (Bradford, 1937) pintó entre 1966 y 1967 salió a la venta con un valor estimado de entre 6 y 10 millones de dólares, y finalmente batió el récord que el artista británico había conseguido de 5,4 millones de dólares en 2006 por la subasta de "The Splash".

Considerado por muchos el padre del "pop art" británico, Hockney retrató en "Beverly Hills Housewife" a la mecenas estadounidense Betty Freeman (1921-2009), en una escena en la que se la puede ver vestida de fucsia en el patio trasero de su mansión de la acaudalada zona de Beverly Hills, en Los Ángeles.

La obra formaba parte hasta ahora de la vasta colección de Freeman, que, en su mayoría, salió a la venta hoy en una puja que alcanzó los 93,7 millones de dólares y en la que también se subastaron valiosas piezas de Roy Lichtenstein, Andy Warhol y Sam Francis.

"Beverly Hills Housewife" fue así una de las piezas estelares de las subastas de arte contemporáneo y de posguerra de primavera en Nueva York, que el martes comenzaron no con muy bien pie en Sotheby's, donde las ventas se quedaron en 47 millones de dólares, un resultado inferior al de su valor estimado más bajo, que la casa marcó en 51,8 millones de dólares.

La mayoría de las obras que compusieron la puja de hoy en Christie's provienen de colecciones privadas, como la de Freeman, que ofrecen la oportunidad de ver piezas poco habituales en las casas de pujas.

La firma británica puso a la venta un total de 49 lotes con un valor estimado de entre 71 y 104 millones de dólares, y en los que también se subastó la obra de Hockney llamada "White buildings and clouds", que se vendió por 662.000 dólares.

Otras creaciones que despertaron el interés de los compradores fueron la pieza "Frolic", de Lichtenstein, así como un total de cinco creaciones de Warhol vendidas.

"Frolic", obra para la que su autor se inspiró en la pintura del español Pablo Picasso "Baigneuse au ballon de plage" (1932), superó por poco su valor estimado de entre 4 y 6 millones de dólares y se acabó vendiendo por 6,018 millones.

"The Last Supper (Camel/57)", que pintó Warhol en 1986 adaptando a su gusto la imagen de la última cena que creó Leonardo da Vinci, no alcanzó su pronóstico más alto de 6 millones de dólares, ya que fue rematada por poco más de 4 millones; mientras que el elaborado retrato "Portrait of Man Ray" (1976) se vendió en 2,09 millones de dólares.

La conocida escultura de Claes Oldenburg "Typewriter Eraser", que hasta hace poco estuvo expuesta en la entrada a Christie's en Nueva York, se vendió por 2,2 millones de dólares tras superar en su puja el estimado más alto de 1,8 millones que había previsto la casa británica.