El proceso creativo de la cúpula de Barceló, al descubierto en el CaixaForum de Barcelona

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

Fotografías, acuarelas, un cuaderno de bitácora del autor, la obra inspiradora ('Marejadilla') y una maqueta de la cúpula conforman la muestra 'El mar de Barceló', que acoge desde hoy y hasta el 14 de junio el CaixaForum de Barcelona.

La finalidad principal es desentrañar los altibajos por los que pasó el mallorquín durante la creación de esta singular obra que otea la sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones de la ONU en Ginebra.

El fotógrafo y colaborador de Miquel Barceló, Agustí Torres, fotografió todo el proceso creativo de la cúpula --una decena de imágenes lo resumen en la muestra--, y destacó hoy que para Barceló este proyecto era una "experimentación", porque, según solía decir, le "aburriría" si viese ya en las primeras pruebas cómo sería exactamente la obra final.

La cúpula, de 1.500 metros cuadrados, a menudo superó al artista, según dijo Torres, ya que no había "interiorizado" las dificultades físicas del espacio en las pruebas a escala que previamente hizo.

"Lo que había planteado no funcionaba como él pensaba", y se tuvo que "replantear el proyecto" sobre la marcha porque había hecho un cálculo erróneo de las proporciones, recalcó Torres.

En esta muestra, que ya se expuso en Madrid, se puede contemplar 'Marejadilla' (2002), obra de Barceló en la que por primera vez se ve el concepto de la cúpula de la ONU, un espejo de lo que pasa bajo ella: una multiplicidad de puntos de vista entre los que no hay dos iguales y que, sin embargo, forman un resultado armónico.

En la muestra también se puede leer el cuaderno de bitácora de Barceló que, expuesto en una vitrina, se complementa con un vídeo en el que van pasando las páginas.