Isaki Lacuesta llevará al cine el 'Pasodoble' de Barceló y Nadj, versión 'live' de la capilla de Palma

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

El pintor Miquel Barceló y el coreógrafo serbio Joseph Nadj anunciaron hoy que el cineasta Isaki Lacuesta llevará al cine su 'performance' de arte efímero 'Pasodoble', que realizan desde esta noche y hasta el 11 de mayo en el Teatre Lliure de Barcelona con todas las entradas vendidas.

Según dijeron en un encuentro con los medios, el filme no usará imágenes del DVD que se comercializa de 'Pasodoble', sino que Lacuesta grabará material nuevo de las últimas representaciones, que aún no se sabe cuáles serán, aunque Barceló dejó claro que no se ve dentro de 20 años haciendo 'Pasodoble' y quizás sí una evolución de ella.

El espectáculo se interpretará posteriormente en África --donde vive Barceló-- y en Venecia el mes que viene (pero fuera de la Bienal de Venecia, en la que el mallorquín se encarga del pabellón español). Para Barceló, 'Pasodoble' es una versión 'live' de la capilla de la Catedral de Palma de Mallorca, porque ambas están hechas con arcilla y técnicas como la del puñetazo, con la que hizo los peces de la capilla.

De 'Pasodoble', han hecho más de 50 representaciones, y el pintor en las primeras era "más tímido y solo usaba la pared" porque le resultaba "un poco raro" salir al escenario, además que los aplausos son una cosa "extraña" para él, por lo que los fotografía y luego mira "quien aplaudía y quien no".

Hechos un "tándem" en el que a veces se enfrentan, Nadj sigue una dramaturgia que marca el desarrollo del cuadro y el tiempo durante el que Barceló improvisa. "Es un bailarín que actúa 300 días al año, y repite sus espectáculos, pero yo no voy al taller cada día, así que 'Pasodoble' es lo contrario de mi trabajo natural y me sirve para experimentar cosas nuevas", aseguró Barceló que, de no ser por lo ritualizado que está el espectáculo, "no podría" hacerlo.

En ese sentido, recordó que Sigmund Freud decía que el placer de los niños es la repetición, mientras que el de los adultos es la novedad. Así que en cada función la obra se destruye, porque es "el gesto definitivo" y "parte del ciclo", imprescindible para volver a empezar, y desmintió que se destruya para evitar que los asistentes se queden con partes para venderlas.

Como Pollock, del que Barceló tenía una fotografía en su taller siendo joven porque era su "fetiche", así se relaciona en 'Pasodoble' el mallorquín con el cuadro-espectáculo, físicamente, "atado y montado" en él.

Nadj aseguró que con esta "aventura" tiene la sensación de haber abierto "una brecha común en el arte visual y teatral", y para Barceló es una manera de desbancar la visión del siglo XIX sobre el arte, porque le gusta que la pintura amplíe su lenguaje y explore nuevos campos. Además, el coreógrafo recalcó que no actúan, sino que su presencia en el escenario es "sincera y justa".

Esta 'performance' cromáticamente "sobria" y necesariamente "íntima" se estrenó en el Festival de Aviñón en 2006, y después se pudo ver en lugares como Palma de Mallorca, Madrid --en un anexo del Museo del Prado en diciembre de 2007--, Nueva York, Atenas y Toulusse, y recibió el premio FAD Sebastià Guasch de las artes parateatrales.

EL PABELLÓN DE VENECIA

Barceló llevará entre 20 y 30 obras suyas, muchas de arte africano y reciente creación, al pabellón español de la Bienal de Arte de Venecia.

Además, la mayoría de estas piezas, entre las que también se cuentan cerámicas, son inéditas, según dijo hoy. Al francés y fallecido François Augièras, Barceló le ha reservado una sala y, aunque murió en la década de los 70, para él es como descubrir a un artista joven porque no alcanzó gran fama.