Junta asegura que está llevando a cabo tareas de protección del arte rupestre en la provincia, aunque es "difícil"

Un especialista tapará "por segunda vez" las pintadas aparecidas en varias cuevas dentro de "unas semanas"

CÁDIZ, 11 (EUROPA PRESS)

La delegada provincial de Cultura de la Junta en Cádiz, Yolanda Peinado, aseguró hoy que la Administración andaluza está llevando a cabo tareas destinadas a la protección y conservación del arte rupestre en la provincia, aunque se trata de una tarea "difícil".

En declaraciones a Europa Press, Peinado acusó al presidente provincial del PP de Cádiz, José Loaiza, de "faltar a la verdad" al asegurar hoy que la Junta "no está haciendo nada" por proteger las cuevas prehistóricas. En este sentido, apunto que, tal y como dijo el popular, hay 180 cuevas en Cádiz y "es muy difícil ponerle puertas al campo".

"No es una tarea sencilla su protección y conservación, tal y como ha reconocido el propio Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo". No obstante, enumeró algunas de las actuaciones que está llevando a cabo la Consejería, como la instalación de la reja de protección de la Cueva de los Alemanes o el proyecto de vallado de la cueva de Atlanterra.

Asimismo, anunció que el restaurador especialista comenzará "en unas semanas" a restaurar las pintadas aparecidas en las cuevas de los Alemanes y Atlanterra, destacando que es "la segunda vez que van a ser tapadas".

En este sentido, Peinado abundó que la Delegación Provincial de Cultura lleva "un año" esperando a que ese especialista acuda a Cádiz para llevar a cabo las tareas de restauración, puesto que es "el mejor en la materia".

Del mismo modo, aludió al Centro de Interpretación de Arte Rupestre de Benalup-Casas Viejas, indicó que la Junta ha encargado un estudio para la Cueva del Moro y que también se está trabajando en el acceso al Tajo de las Figuras, entre otras cuestiones.

REJAS Y VALLADOS

Según dijo, la Delegación trasladó recientemente al Defensor del Pueblo Andaluz la relación de lugares con manifestaciones de arte rupestre en los que, hasta la fecha, se han tenido que implantar rejas o vallados por tener conocimiento de alguna "agresión por parte de desaprensivos", lamentó.

Así, ante la vulnerabilidad de las Pinturas, Cultura colocó rejas en varias cuevas de Tarifa, Los Barrios o Jimena de la Frontera. Sin embargo, este tipo de protección "no se puede hacer en todos los abrigos" debido al "fuerte impacto visual que provocan".

Peinado destacó que el propio Chamizo reconoció que la mejor manera de velar por este patrimonio es "llevar a cabo una labor didáctica para concienciar a los ciudadanos de la importancia de estas manifestaciones".

Por ello, consideró que la solución "no es inmediata" y que hay que tomar medidas que "no dependen de un simple presupuesto o de una mayor eficacia por parte de la Administración", sino que tienen que ser los expertos quienes "califiquen conceptualmente cuáles son las fórmulas idóneas de actuación".