La Fundació Vila Casas abre un espacio para "cubrir un hueco" en la pintura contemporánea

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

El espacio Can Framis de la Fundació Vila Casas abrió hoy sus puertas en el distrito tecnológico 22@ de Barcelona, con el propósito, según dijo el conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresseras, de "cubrir un hueco en la pintura contemporánea de la ciudad".

El Espai de Pintura Contemporània Can Framis alberga parte de la colección privada de pintura de Antoni Vila Casas en un total de 3.400 metros cuadrados, distribuidos en las antiguas naves industriales de la fábrica algodonera Can Framis, que han sido restauradas por el estudio BAAS arquitectes.

El nuevo museo reúne 270 obras de artistas nacidos o residentes en Catalunya, con referentes en los movimientos artísticos más importantes de la segunda mitad del siglo XX, especialmente el arte minimalista y el neoconceptual. Entre estos artistas, destacan nombres como los de Antoni Tàpies, Agustí Puig, Margarita Andreu, Robert Llimós, Perejaume y Gonzalo Goytisolo.

Las obras no siguen ningún orden cronológico o temático, sino que están agrupadas según el criterio personal del coleccionista y están planteadas a través del concepto de "laberinto existencial", estructurado a su vez en dos grandes líneas.

Por una parte, las 'Superficies del tiempo' relaciona la pintura con los estratos históricos, sociales y geográficos, para mostrar "la ideología y la corporeidad de la persona", mientras que 'Los umbrales de la percepción' la identifica con todo lo que la rodea.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, manifestó en la inauguración la importancia del nuevo equipamiento a la hora de "construir ciudad", refiriéndose a la necesidad de dotar de actividades culturales al distrito 22@, y agradeció la generosidad de Antoni Vila Casas.

"El país y las ciudades también avanzan por la iniciativa individual", dijo Hereu, y añadió: "Parte del patrimonio hay que revertirlo y devolverlo al país que ha ayudado a construirlo".

La Fundació Vila Casas culmina con este museo un proyecto que nació en 1986 apoyando, a través de becas y premios, proyectos de investigación en el ámbito sociosanitario. En la actualidad, además de centros expositivos en Torroella de Montgrí y Palafrugell (Girona), la Fundació Vila Casas cuenta con dos espacios más en Barcelona --VolART y VolaART2-- dedicados a la promoción de artistas del fondo de arte propio y a la recuperación de los artistas más importantes del arte catalán.