Los madrileños compraron más de 10.500 piezas en Almoneda'09, entre abanicos, aldabas, armas y bastones

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Los madrileños adquirieron 10.575 piezas en el Salón Almoneda'09, Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo, que se celebró entre el 18 y el 26 de abril en Ifema y cerró su XIX edición con un balance positivo tanto en número de visitas como en piezas vendidas, según afirmó hoy Feria de Madrid.

Una vez más, "este certamen abierto al público con venta directa, se mostró como el mayor escaparate del pasado en España, donde se reunieron cerca de 25.000 objetos, con un mínimo de 50 años de antigüedad, a precios asequibles", afirmó Ifema.

Los objetos más demandados fueron los denominados de Colección, como abanicos, aldabas, armas, bastones, carteles, cerraduras, condecoraciones, cromos, radios o teléfonos, así como los de decoración, como candelabros, espejos, lámparas o marcos. Las joyas ocuparon el tercer lugar del ranking de ventas, muy seguidas de los muebles.

Almoneda'09 reunió a 179 brocanteurs, anticuarios y galeristas, que mostraron una completa oferta de objetos genuinos y únicos de diferentes estilos, épocas y procedencias, que otorgaron al vintage un especial protagonismo, tanto en decoración, como en complementos de moda, joyas, bisutería, etc.

De esta manera, en un mismo espacio los asistentes pudieron encontrar piezas de los años 40, 50 y 60 creados por los grandes del diseño internacional, mobiliario antiguo, joyas, ropa de hogar, bisutería, bolsos, lámparas, relojes, alfombras, arqueología, plata, "hasta componer un completo mosaico de objetos del pasado llenas de historia y encanto", en el que también ocuparon un lugar destacado las obras de pintura y escultura de artistas consagrados y actuales.

En esta convocatoria, la cifra de visitantes sumó un total de 21.260 personas, que representa un 13 por ciento menos en relación con su anterior edición. Por otra parte, la jornada de puertas abiertas, celebrada el martes 21 de abril, con acceso gratuito para todos sus visitantes, tuvo una excelente acogida entre el público, con una afluencia de 3.232 personas.

Como dato significativo, Ifema explicó que "los visitantes que acudieron durante este día mostraron un perfil concreto con un alto interés por conocer toda la oferta de antigüedades y coleccionismo que alberga la feria, además de mostrarse receptivos y con predisposición a ampliar información a través del contacto con los expositores sobre los objetos reunidos".

Con todo ello, "esta acción, emprendida en la pasada edición, ha vuelto a resultar muy favorable, tanto para la difusión de las antigüedades y el coleccionismo, como para dar a conocer el conjunto del certamen entre un público hasta ahora no habitual", aseguraron desde Ifema.

PIEZAS PARA TODOS LOS BOLSILLOS

Además la feria de antigüedades propuso un completo recorrido por el pasado reciente para todos los públicos, localizado en el pabellón 3 de la Feria de Madrid, que "volvió a confirmar que lo antiguo no es sinónimo de caro".

En esta convocatoria, se pudieron encontrar objetos a partir de 1 euro, como por ejemplo las tarjetas postales de comienzos del siglo XX, con vistas de ciudades españolas; campanillas del XVIII por 20 euros, una alfombra Bauhaus, alemana, hecha con lana, de 600 euros o una chaise longe victoriana, de 5.000 euros. Asimismo, se mostró un lienzo de Benjamín Palencia, de más de 200.000 euros. Un amplio abanico de precios para muchos bolsillos diferentes.

Desde su creación en los años 90, este certamen "se ha convertido en uno de los grandes referentes del coleccionismo en España y por tanto de visita ineludible para una buena parte de los diez millones de españoles declarados apasionados de esta afición". Entre los miles de objetos de colección reunidos en Almoneda, esta edición acogió dedales, barajas antiguas, navajas, libros, máquinas de escribir y carteles de toros, entre muchos otros.

Por otra parte, la feria se presenta "como un espacio de visita imprescindible para los interesados en dar un toque vanguardista a su casa". Las tendencias de decoración actuales además de tender a fusionar y reinterpretar estilos, dibujan ambientes llenos de contrastes. "Clásicos o funcionales, ambos estilos admiten los objetos de autor del siglo pasado, a la vez que apuestan por espacios contemporáneos y cálidos" se certifica desde Almoneda '09.

Así, miles de piezas singulares con cierto aire excéntrico, de gran calidad y procedentes de todo el mundo, entre los cuales los muebles (clásicos, rústicos, decó, años 50, 60 y 70), y las piezas de decoración -(tallas, cristal, alfombras, lámparas, tapices, cerámica, arqueología, grabados, etc.) ocuparon un importante lugar en Almoneda'09.

"Al igual que en la decoración de las casas, incluir una joya o complemento antiguo en la indumentaria es crear un estilo propio, de vanguardia, elegante, de distinción; en definitiva, moderno y personal", aseguran desde Ifema y añaden "de esta manera, tanto la joyería como la bisutería y las prendas vintage, volvieron a tener su protagonismo en esta convocatoria".