Sector del corcho apunta que el 80% del producto de la campaña de 2008 "está aún por vender", en una situación "caótica"

HUELVA, 13 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Industriales del Corcho del Suroeste de Andalucía --Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba y Málaga-- y que acoge a empresas de Extremadura, Toledo y Cataluña, Isocor, apuntó hoy que el 80 por ciento del producto de la campaña de 2008 "está aún por vender", en una situación que calificó como "caótica".

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Isocor, Javier Benítez, apuntó que "de la anterior campaña", la correspondiente a 2007, "aún queda corcho sin salir, así como en la fábrica y hay 'stock' de tapones" por lo que "los empresarios no comprarán corcho este año".

Este aspecto "perjudicará también a los empleos de la campaña, una época en la que se multiplican las contrataciones, unos puestos que van a caer" y, según subrayó Benítez, "el sector está muy vinculado con el mantenimiento sostenible y el medio ambiente, por lo que entra en crisis también el sector forestal".

Benítez añadió además que el producto de la próxima campaña, la que comienza este verano, "tendrá un precio un 50 por ciento más bajo, lo que afecta también a las zonas rurales donde se encuentran las empresas corcheras".

Sobre la situación general del sector, el presidente de Isocor anunció que Andalucía cuenta con 40 empresas relacionadas con el corcho y "en el último año ha podido cerrar el 50 por ciento y se espera que lo hagan más".

Este sector "ya vivía una crisis anterior a la actual y, al ser un producto escaso que sólo se da en países del clima mediterráneo --Portugal, España, Italia, Francia, Marruecos y Argelia--, tenía un precio elevado hasta que aparecieron sustitutos como el plástico" y este material "llevó a que los tres o cuatro grandes grupos que comercializan el 90 por ciento del corcho mundial practicaran políticas de acoso y derribo contra la pequeña y mediana empresa (Pyme) para conseguir que desapareciera".

Esta situación llevó a que el sector "estuviera unos años no ganando beneficios y otros perdiendo, a lo que hay que sumar ahora la crisis". Además, el hecho de que "los bancos no estén aportando liquidez, hace que los empresarios no puedan soportar más esta situación".

Por este motivo, el sector corchero español reclamó hace unos días al Gobierno central ayudas de 70 millones de euros para hacer frente a la crisis económica y argumentó que el mes de marzo pasado el Gobierno portugués puso en marcha un plan de rescate con 180 millones de euros repartidos en medidas como líneas de crédito, capital riesgo, seguros a la exportación y campañas de promoción en diferentes mercados.

Isocor, una entidad que nació para empresas del Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en Huelva, representa actualmente al 95 por ciento de las empresas corcheras andaluzas.