William C. Gordon recupera el estilo de los sesenta para la novela policial

  • Gijón, 10 jul (EFE).- El escritor estadounidense William C. Gordon ha recuperado el estilo de los años sesenta en sus obras de literatura criminal, que ha presentado hoy en la Semana Negra de Gijón.

William C. Gordon recupera el estilo de los sesenta para la novela policial

William C. Gordon recupera el estilo de los sesenta para la novela policial

William C. Gordon recupera el estilo de los sesenta para la novela policial

William C. Gordon recupera el estilo de los sesenta para la novela policial

Gijón, 10 jul (EFE).- El escritor estadounidense William C. Gordon ha recuperado el estilo de los años sesenta en sus obras de literatura criminal, que ha presentado hoy en la Semana Negra de Gijón.

Considerado por la crítica como el último superviviente del género en "estado puro" por conservar las claves iniciales de la novela negra, Gordon ha dicho que odia la tecnología para resolver las intrigas de los casos policiales.

En sus novelas, los investigadores no necesitan análisis de ADN, ni ordenadores, ni teléfonos móviles, solo se valen de la intuición, de una metodología precisa y de su inteligencia.

"Se trata de usar la cabeza, ir dando respuestas a los interrogantes paso a paso para ir resolviendo la intriga criminal y descubrir al asesino", ha expresado esta mañana en una rueda de prensa.

Nacido en Los Ángeles en 1937, el autor ha sido oficial del Ejército de los Estados Unidos, dueño de un bar y abogado, aunque fue su esposa, la escritora chilena Isabel Allende, quien le empujó a escribir novela negra.

Gordon ha creado el personaje de Samuel Hamilton, un reportero de sucesos que está presente en sus novelas: "Duelo en Chinatown", "El rey de los bajos fondos" y "El enano".

El escritor ha explicado que "precisamente el personaje protagonista es un reportero y no un detective privado o un policía para prescindir de todo elemento tecnológico en la investigación".

En la primera novela, Samuel Hamilton es un hombre arruinado, un borracho fracasado que necesita de la ayuda de los demás, pero en las otras dos se ve una evolución porque poco a poco su vida mejora, ha dicho.

Con "El enano" se ha inspirado en su padre, a quien considera "un enano emocional, sinvergüenza y mujeriego".

Gordon se ha manifestado a favor de la idea de Ernest Hemingway de que "toda novela es de algún modo autobiográfica".

El personaje de la bruja amante del enano, está inspirado en la asistente que tenía su padre y con la que mantenía una relación íntima.

El escritor ha dicho que quiso dar una imagen mala de esta mujer "por venganza, porque la odiaba", pero el resultado no fue el esperado porque los lectores sienten simpatía por ella.

También han participado hoy en la Semana Negra las autoras catalanas Susana Hernández y Carolina Solé, que han presentado sus últimos trabajos publicados, "Contra las cuerdas" y "Ojos de hielo", respectivamente.

"Contra las cuerdas" es la segunda parte "Curvas peligrosas", con la que Hernández inició una serie de relatos protagonizados por las subinspectoras Rebeca Santana y Miriam Vázquez.

Esta vez las investigadoras se enfrentan a un violador y asesino en serie, en una trama policial aderezada por conflictos emocionales.

"Ojos de hielo" es la primera novela de Carolina Solé, que ha aceptado el desafío intelectual de ambientar una trama negra fuera de lo urbano en un valle rural.

En 700 paginas, Solé no solo narra el crimen de un terrateniente sino también "la ambición desmesurada" de los personajes enfrentados.