Zaragoza.-Hernán Cortés captura la personalidad de 33 ilustres personajes en la muestra 'El retrato como opción estética

ZARAGOZA, 8 (EUROPA PRESS)

Hernán Cortés, uno de los retratistas más valorados y reconocidos internacionalmente, captura y muestra la personalidad de 33 ilustres personajes del mundo de la política, la cultura y la economía, en la exposición 'Cortés. El retrato como opción estética', que se inaugura hoy en Ibercaja Patio de la Infanta, en Zaragoza, y que permanecerá abierta hasta el día 21 de junio.

En la muestra, el artista ofrece su visión de cada uno de los personajes, fruto de un trabajo que integra lo artístico con lo personal, porque "veo a la persona moverse y actuando", conversa con el retratado, y en función de ello "así lo pinto", explicó Hernán Cortés, para quien el retrato es el género "que más me gusta, y en el que más me divierto, porque es un género sacrificado, pero conocer a la persona" que va a protagonizar el lienzo resulta "muy interesante y atractivo".

Hernán Cortés, acompañado por el director general de Ibercaja, José Luis Aguirre, y el jefe de actividades culturales de la Obra Social de Ibercaja, José Luis Lasala, presentó hoy en rueda de prensa esta exposición, que copatrocina CajaSol, y en la que se expone una selección de 33 obras de los innumerables retratos pintados por el artista gaditano.

Aunque asegura que "es difícil para un pintor definir su estilo y su lenguaje", las obras de Cortés, sobrias y precisas, están "más cercanas a la tradición del retrato humanista europeo, que de los retratos decimonónicos", y en ellas aflora la personalidad de cada personaje, a pesar de que los lienzos "se centran más en lo pictórico que en la identidad de los retratados", apuntó.

Así, esta selección de trabajos "está más motivada por la entidad pictórica del cuadro que por el personaje" que en él aparece, "aunque hay muchos personajes muy conocidos" de la esfera política, social y cultural en ellos.

Como ejemplos, un lienzo de Felipe González, retratado como presidente del Gobierno, uno de los cuadros "que más me costó pintar", por su complejidad pictórica, y al que dedicó cinco años de trabajo.

También un retrato del poeta Jorge Guillén, uno de los que mejor muestran al espectador la esencia de la persona; o un lienzo y un boceto de S.M. El Rey, ataviado con indumentaria deportiva y enmarcado en su afición por los deportes náuticos, un trabajo para el que fueron necesarias "entre cinco y diez poses".

Junto a ellos, otros personajes ilustres como Rafael Alberti, Severo Ochoa, Javier Solana, Esperanza Aguirre, Francisco Ayala, Alberto Ruiz Gallardón, Ronald Cohen, Manuel Pizarro, Josefina Gómez Mendoza o Carlos Solís, que aparece en un tríptico que demuestra "como una persona retratada tres veces puede ser una sola persona o tres distintas", una obra que sirvió a Hernán Cortés para "ver las posibilidades del género".

UN GRAN ARTISTA

Durante la presentación de esta muestra, el director general de Ibercaja, José Luis Aguirre, describió a Cortés como "un gran artista y un gran retratista, que pasará a la historia del arte del país", con una obra que ya es "una referencia".

En su opinión, Cortés consigue "captar la personalidad" de unos personajes muy conocidos, una tarea "difícil, que requiere de un análisis muy profundo que el artista tiene la obligación y la virtud de saber hacer".

Por su parte, el jefe de actividades culturales de la Obra Social de Ibercaja, José Luis Lasala, remarcó que con esta exposición se realizan "varias excepciones", ya que la sala en la que se ubica la muestra acoge por primera vez una exposición dedicada al retrato y, además, "rara vez ha expuesto un pintor vivo en esta sala".

No obstante, la ocasión merece realizar una excepción porque "nos encontramos ante un pintor excepcional, un hombre renacentista en el que la pintura toscana y florentina del Renacimiento tiene mucho peso" y que, también, "es un hombre muy culto, muy sensible y al que le gusta disfrutar de la pintura y de otras disciplinas", afirmó.

Así, para quienes ahora deseen disfrutar de su obra en Zaragoza, esta exposición podrá visitarse, hasta el 21 de junio, en Ibercaja Patio de la Infanta, de lunes a viernes, de 18.00 a 21.00 horas; los sábados, de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas; y los domingos y festivos, de 11.00 a 14.00 horas.

HERNÁN CORTÉS

Hernán Cortes, nacido en Cádiz en 1953, es uno de los retratistas más valorados y reconocidos internacionalmente, referencia obligada del retrato del siglo XX. En un primer momento, el pintor se adentró en la abstracción, pero pronto comprendió que su camino estaba en la figuración y, a través de un sentido moderno de las formas, en el mantenimiento de una determinada muestra de clasicismo. Su pintura es la expresión de un estética formal, de profunda significación simbólica.

Cortés empezó retratando las personas de su entorno familiar. A partir de los años ochenta, al hacer el retrato del poeta Jorge Guillén, dio el paso definitivo hacia esta dedicación. Su consagración en este género le llegó con el encargo del retrato de Dámaso Alonso para la Real Academia Española. Estas dos obras "primas" de poetas de la generación del 27 marcaron el futuro del artista, capaz de llegar con sus pinceles al alma de las personas que refleja.

En la misma fecha, realizó también dos grafitos sobre papel de Rafael Alberti. A ellos seguirá la posterior galería de retratos de escritores, intelectuales, profesores universitarios, historiadores, políticos, empresarios y personajes notables, que sucesivamente posaron ante el caballete de Hernán Cortés.

Con una paleta de limitadas y austeras gamas cromáticas, a base de ocres y grises, y unas composiciones minimalistas, el artista, logra alcanzar la máxima intensidad. Las figuras de los retratados, sedentes, de pie, de cuerpo entero, en tres cuartos o de perfil, están hacia delante, sus gestos y ademanes están estudiados y se presentan bajo una luz, con sus fondos neutros o vacíos, de matizadas gamas cromáticas.

Es el continuador de la gran tradición que, desde el Renacimiento hasta la actualidad, han convertido lo que podía ser un simple documento en una auténtica obra de arte. Los retratos de Hernán Cortés forman parte de la historia de un género que desde finales del siglo XV no ha dejado de producir obras maestras. El artista lega a la historia de España una galería de un valor inapreciable.

Además, en estos momentos, el artista elabora diversos retratos para el Congreso de los Diputados, con los padres de la Constitución; también un lienzo de José María Aznar que se instalará en la Moncloa; obras para el Senado, con personajes de la transición; o a la vicepresidenta económica Elena Salgado.