Batman se enfrenta en Barcelona al dragón de Sant Jordi

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

Batman sale de su perpetuo escenario, Gotham City, para combatir en Barcelona a una reencarnación monstruosa del dragón de Sant Jordi en la nueva entrega del comic, que se publica por primera vez simultáneamente en España, Estados Unidos e Italia.

"Dudamos si ambientarlo en Manchester o Barcelona, y por las circunstancias, me alegro de que fuese en Barcelona. Sería muy deprimente hacer esta rueda de prensa hoy en Manchester", aseguró hoy sonriente Jim Lee, considerado el artista de comics más influyente del siglo XXI y portadista de este comic.

En castellano se ha titulado 'Batman: Barcelona, el caballero del dragón' (Planeta de Agostini), mientras que en catalán se ha traducido como 'Batman: Barcelona, el cavaller i el drac'. Entre las dos lenguas han salido a la venta 35.000 ejemplares en la primera edición.

El guionista de la entrega, Mark Waid, destacó hoy que Gotham City y Barcelona guardan muchas similitudes, porque ambas tienen una arquitectura gótica muy característica y que ofrece infinidad de lugares en los que el superhéroe puede colgarse con sus cuerdas.

Así, Waid aseguró que si eligieron el Hospital de Sant Pau, la Pedrera, la Sagrada Familia y la Casa Batlló --donde hoy se realizó la rueda de prensa con una aparición estelar del mismísimo Batman-- para desarrollar la trama no fue "por pleitesía" sino porque son edificios emblemáticos para la ciudad.

Con dibujo del barcelonés Diego Olmos y color de la aragonesa Marta Martínez, 'Batman: Barcelona, el caballero del dragón' explica el enfrentamiento entre el superhéroe y Croc, la reencarnación del dragón de Sant Jordi que tiene atemorizada a la ciudad porque cada día se hace con una doncella.

La Diada de Sant Jordi en plena Rambla es un momento álgido del comic, en el que Cristina Llanero, una ejecutiva del Consejo de las Artes, le explica a Batman el simbolismo de la festividad. Hasta que Croc vuelve a sembrar el pánico y se enzarza con el superhéroe en una lucha, estandarte catalán en mano.

Con prólogo del alcalde Jordi Hereu, el cómic le llevó cuatro meses de trabajo a Olmos, quien a veces le parecía "surrealista, emocionante y algo raro" salir a la calle y ver edificios que había dibujado el día anterior.

Los autores no desvelaron si hay otras ciudades interesadas en que Batman las visite, y tampoco si volverá a Barcelona, pero Waid advirtió de que la presencia del superhéroe presagia que algo muy malo está pasando en la ciudad. "Cuidado con lo que se desea", remachó.