Bornemisza pierde un 20% de visitantes en un año, y el Prado se consolida como el que más personas recibe

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid perdió el año pasado un 20 por ciento de visitantes, mientras la pinacoteca de El Prado se consolidó como el museo que más personas recibió a lo largo del año de toda España, según la comparación realizada por Consumer Eroski para la Guía Práctica de Museos de Bellas Artes a la que tuvo acceso Europa Press.

Así, de las 37 salas analizadas, cuatro se encuentran en Madrid --Fundación Lázaro Galdiano, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Museo Nacional del Prado y Museo Thyssen-Bornemisza--. De ellos, este último fue el que mayor descenso de afluencia registró en 2008, con un 20 por ciento menos de visitas pasando de 978.064 a 753.225 (-225.000 visitantes).

Le siguen el Guggenheim de Bilbao (-5 por ciento) y El Prado, que a pesar de haber perdido 22.400 visitantes en un año y de la crisis económica ha conseguido consolidar el gran aumento registrado en 2007 con su ampliación, cuando pasó de 2,1 a 2,6 millones de entradas que le hacen el más visitado del país.

El Reina Sofía, por su parte, consiguió aumentar sus visitas en un 15 por ciento, llegando a los 1,82 millones de entradas frente a los 1,57 millones de 2007. También suben el Museo Picasso de Barcelona (+13 por ciento), el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (+24 por ciento), el Museo de Bellas Artes de Sevilla (+62 por ciento) y el de Valencia San Pío V (+49 por ciento).

A nivel nacional, el aumento medio ha sido del 1 por ciento, habiéndose pasado de 14,28 millones de 2007 a 14,44 millones el año pasado (+152.012 entradas).

SERVICIOS MUSEÍSTICOS

El estudio también incluye datos sobre los servicios que las diferentes pinacotecas ofrecen a los visitantes. Así, en uno de cada cuatro la entrada es gratuita, mientras en otros como el Guggenheim puede llegar a 11 euros o hasta 13 en el caso de las grandes exposiciones temporales. Este precio dobla el ticket habitual de centros como el Reina Sofía o El Prado.

De hecho, el Guggenheim aumentó incluso su precio el año pasado de 12,50 euros a 13 euros, mientras otras pinacotecas como el Museo Artium de Vitoria puso en marcha una moderna iniciativa llamada 'Tú decides' en la que, partiendo de un precio base de un céntimo, es el visitante el que puede elegir qué cantidad pagar en función de lo visto. Otros once tienen acceso gratuito.

En cuanto a las audioguías, sólo quince de los 37 analizados contaban con ella, estando incluida en el precio de la entrada en seis casos y habiendo que pagar unos cuatro euros de media en otros. Además, 33 de los 37 centros están adaptados para minusválidos.