Cientos de personas acuden a la cita nocturna con los museos

  • Madrid, 16 may (EFE).- Centenares de personas participan desde las 20:30 horas y con pocas aglomeraciones en la apertura nocturna de los museos en Madrid con motivo de "La Noche de los Museos", que por quinto año consecutivo y como antesala al Día Internacional de los Museos, invita a trasnochar en las pinacotecas.

Madrid, 16 may (EFE).- Centenares de personas participan desde las 20:30 horas y con pocas aglomeraciones en la apertura nocturna de los museos en Madrid con motivo de "La Noche de los Museos", que por quinto año consecutivo y como antesala al Día Internacional de los Museos, invita a trasnochar en las pinacotecas.

Con el objetivo de facilitar el acceso a las colecciones y acercar la cultura a la gente de un modo más lúdico, la mayoría de los museos no cerrarán sus puertas hasta bien entrada la noche -algunos hasta las dos de la madrugada- en esta fiesta previa al Día Internacional de los Museos, creado por el Consejo Internacional de los Museos y en el que participan cerca de 150 países en todo el mundo.

Así, el Museo del Prado prolonga su horario de apertura, de 20.30 a 1:00 horas, y permite el acceso gratuito a las salas dedicadas a Tiziano, Rubens y Velázquez, además de todas aquellas donde se presentan las últimas novedades que ha protagonizado el Prado recientemente como la exposición temporal "La bella durmiente. Pintura victoriana del Museo de Arte del Ponce" o la obra "La Magdalena penitente", de Georges de La Tour.

A diferencia de otros años, como el pasado, los visitantes que acudieron al atardecer no han tenido que esperar largas colas para acceder al Prado por su única entrada abierta, la Puerta Alta de Goya, donde más de un centenar de personas esperaban pocos minutos antes de las ocho y media sin formar fila.

"Se animará más tarde", ha vaticinado de Efe un madrileño para el que Nadal y la jornada de fútbol eran los culpables del retraso de público.

Fuentes del Prado consultadas por Efe prevén que acudan alrededor de 5.000 personas durante las cuatro horas que el museo se mantiene de forma excepcional abierto y que, mañana, Día Internacional, sean 18.000 las que lo visiten con el reclamo de que podrán visitar todas las salas.

A la apertura nocturna del Museo del Prado se ha unido el Thyssen-Bornemisza, que amplía su horario de apertura de siete de la tarde, hora de cierre habitual, hasta la una de la madrugada.

Sus visitantes tampoco han soportado largas esperas como en otras ocasiones y, así, en la primera hora de apertura, habían entrado al museo alrededor de 600 personas, "pocos más que un domingo por la mañana", ha dicho a Efe uno de los responsables de seguridad del Thyssen.

"Merece la pena", comenta una de las visitantes antes de entrar a la exposición "La Sombra" ya que el Thyssen es el "único museo de Madrid que no tiene día del espectador" a diferencia del Prado, un museo al que se accede gratis las últimas horas de la tarde de martes a domingo.

Museos estatales como el Arqueológico, el de América, el de Artes Decorativas, el Sorolla o el del Traje también celebran esta noche especial que pretende hacer trasnochar a madrileños dentro de las pinacotecas.