Eisenhower queda al descubierto tras la apertura de sus diarios personales

  • Washington, 26 mar (EFE).- Los diarios personales del ex presidente estadounidense Dwight Eisenhower (1953-1961) quedaron hoy abiertos al público, para conmemorar el 40 aniversario de su muerte.

Eisenhower queda al descubierto tras la apertura de sus diarios personales

Eisenhower queda al descubierto tras la apertura de sus diarios personales

Washington, 26 mar (EFE).- Los diarios personales del ex presidente estadounidense Dwight Eisenhower (1953-1961) quedaron hoy abiertos al público, para conmemorar el 40 aniversario de su muerte.

La biblioteca-museo dedicada al presidente Eisenhower en la ciudad de Abilene (Kansas) anunció que a partir de ahora los investigadores tendrán acceso a los tres últimos diarios personales del mandatario estadounidense, que van de finales de 1966 a 1969.

El último de ellos data de enero de 1969, tan sólo dos meses antes de la muerte de Eisenhower, que falleció el 28 de marzo de 1969 de un ataque al corazón.

"Los nuevos diarios muestran que 'Ike' (como se apodaba al ex mandatario) era una persona muy comprometida con el mundo y los asuntos de política, incluso en el crepúsculo de su vida", señaló el director de la biblioteca, Karl Weissenbach.

Estos diarios, agregó, "demuestran que, a pesar de que no tenía buena salud, se encontraba en plena posesión de sus facultades mentales".

Eisenhower escribe que comenzó su diario en 1966 "para hacer anotaciones de cualquier malestar físico o enfermedad para responder al médico sobre las preguntas" respecto a su salud.

Aunque sus libretas recogen sus problemas de salud, también aprovechó para comentar sobre las personalidades y los temas del día, como la economía, la lucha por los derechos civiles, la guerra de Vietnam (1958-1975) y las elecciones presidenciales de 1968.

Entre otros comentarios históricos, los académicos encontrarán la opinión de Eisenhower sobre el presidente Lyndon Johnson (1963-1969), algo de "especial interés" para los historiadores, según el supervisor de los archivos, Tim Rives.

Coincidiendo con este aniversario, el director de la biblioteca también anunció la adquisición de 800.000 páginas de documentos, 7.200 fotografías y 4.000 objetos de museo relacionados con el presidente número 34 del país.

El centro ha multiplicado por dos sus archivos desde los 12 millones de páginas que tenía en 1966 hasta las más de 27 millones de páginas catalogadas a fecha de 2009, a las que pueden acceder investigadores, profesores, estudiantes y visitantes del museo.

Los diarios de Eisenhower estarán disponibles de momento sólo para los investigadores y ha sido tal la demanda de peticiones para verlos que la biblioteca ha tenido que imponer un límite de tiempo por cada interesado.

Las Bibliotecas Presidenciales estadounidenses son depósitos especiales de documentos y objetos personales dedicados a conservar el legado de los ex mandatarios de este país, que dependen de la Administración de Archivos Nacionales (NARA, por su sigla en inglés).

Normalmente suelen construirse en la ciudad natal del gobernante o un lugar con el que tuvieron una relación especial, como la del presidente John F. Kennedy (1961-1963), en Massachusetts, o la de Franklin D. Roosevelt (1933-1945), en Nueva York.

La tradición de construir bibliotecas presidenciales se remonta a la presidencia de Roosevelt y según se anunció el pasado año, la Universidad Metodista del Sur (SMU), en Dallas (Texas), acogerá la dedicada a George W. Bush (2001-2009), que recordará el legado del 43 presidente de Estados Unidos.