El historiador del arte y ex director del Museo del Louvre, Michel Laclotte, afirma que el Prado "es un modelo a seguir"

Laclotte, uno de los creadores del Museo D'Orsay, defiende el intercambio de obras de distintas épocas entre los museos españoles

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El historiador del arte y ex director del Museo del Louvre, Michel Laclotte, afirmó hoy que el Museo del Prado "es un modelo a seguir" y que está entre los principales colaboradores del célebre museo francés. Laclotte, especialista en pintura francesa e italiana de los siglos XIV y XV, está en Madrid para impartir una conferencia en el ciclo 'El museo: hoy y mañana', realizado por el Prado y que contará con directores de destacados museos internacionales a lo largo de 2009.

El francés, que no visitaba la pinacoteca española desde hacía cinco años, hablará hoy por la tarde sobre el oficio del 'connoisseur', el especialista de arte que se relaciona con cuestiones como la autenticidad de una obra. El que fue también uno los creadores del Museo d'Orsay, en una entrevista con Europa Press, opinó sobre la polémica relacionada con la autenticidad de 'El Coloso', atribuido a Francisco de Goya y sobre el cual se levantó la sospecha de que fuera pintado por Asensio Juliá.

Laclotte declaró creer en lo que argumenta el Museo del Prado, que recientemente colocó una cartela al lado del lienzo en la que explica que, basado en los estudios hasta ahora realizados, se considera que la obra fue pintada por uno de los seguidores del maestro, pero que no se puede afirmar con seguridad cuál.

"No soy especialista en arte español, pero el texto de la cartela me parece convincente", sentenció el experto en arte, que relató un caso similar ocurrido en el Louvre, precisamente con una obra de Goya, un esbozo de un Cristo, "que al final se reveló un pastiche".

MEZCLA DE ESCUELAS

Sobre la polémica en relación a la exposición de obras que no sigan los criterios históricos establecidos por el Prado (cuyo acervo en gran parte abarca el arte hasta el siglo XIX) y el Museo Reina Sofía (que privilegia el arte contemporáneo), Laclotte declaró que le parece bien que haya a veces exposiciones que mezclen las épocas. "En París las obras de arte están divididas históricamente entre el Louvre, el D'Orsay y el Georges Pompidou, pero eso no impide que haya intercambios", detalló.

La próxima semana el Prado presentará el lienzo 'La Magdalena penitente', de Georges La Tour, proveniente del Louvre y que abrirá el programa de exposiciones 'La obra invitada'. "Los dos museos tienen una gran historia de colaboraciones", explicó Laclotte, añadiendo que ambas pinacotecas "cuentan con una raíz familiar".

El Prado, que abrió sus puertas en 1819, recibe cerca de 2,1 millones de visitantes al año, mientras que al Louvre, inaugurado en 1793, acceden unos ocho millones en el mismo período. "Los dos destacan por escuelas representativas diferentes, cuyas obras se reunieron en estas pinacotecas por factores históricos", detalló el experto, elogiando la cantidad y calidad de la pintura española y flamenca del museo español.

"EL ARTE ESTÁ HECHO DE CARNE"

Una de las recientes medidas del gobierno francés para acaparar la atención de los visitantes fue ofrecer entrada gratuita a diversos museos franceses (como el Louvre, el D'Orsay, el Picasso o del Arco del Triunfo) a jóvenes europeos que tengan entre 18 y 25 años. "En el siglo XIX el Louvre era gratuito", recordó. "Es un intento de los servicios culturales de fidelizar no sólo a los turistas", agregó.

Preguntado sobre las tecnologías cada día más avanzadas que permiten hacer visitas virtuales a museos, Laclotte declaró que le "parece bien", pero que éstas no pueden remplazar la experiencia de ver una obra. "El arte está hecho de carne, no se reproduce con fotos", concluyó, elogiando "la ampliación muy moderna y funcional" de la pinacoteca nacional.