El Instituto de Derechos Humanos y la Casa de Cultura de Aiete de San Sebastián estarán en marcha a mediados de 2010

SAN SEBASTIAN, 20 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Derechos Humanos y la Paz y la Casa de Cultura que albergará el Palacio de Aiete de San Sebastián estarán "en pleno funcionamiento en la primavera de 2010", según señaló hoy el alcalde de la capital guipuzcoana, Odón Elorza.

El primer edil donostiarra visitó hoy las obras de rehabilitación del citado Palacio que en el futuro albergará el Centro de Derechos Humanos y la Paz y una Casa de Cultura soterrada en sus jardines, actuaciones que supondrán un gasto de 6,3 millones de euros "sin contar con el equipamiento y las incorporaciones de última hora", que pueden elevar el coste "hasta los 6,8 millones de euros".

Elorza agradeció al colaboración del Gobierno vasco y el Gobierno central, que aportarán 2 y 1,5 millones de euros, respectivamente, con este proyecto. El alcalde previó que las obras de construcción de la Casa de Cultura y la rehabilitación del Palacio concluyan a finales de este año, aunque su "acondicionamiento y habilitación supondrán unos meses más".

Además, recordó que la Casa de Cultura, que se ubicará soterrada en los jardines traseros del Palacio, dispondrá de "amplias cristaleras que permitirán que la luz solar se adentre por toda la instalación". Este nuevo centro contará con 1.600 metros cuadrados donde se ubicará un 'haurtxoko', una bebeteca, un 'gazteleku', biblioteca, sala de estudio, una sala de exposiciones y un salón de actos.

La Casa de Cultura conectará a través de un pasillo subterráneo con la última planta del palacio, que se habilitará para acoger talleres y cursillos, el Instituto de Derechos Humanos y de la Paz y un salón museístico. Por otro lado, Elorza destacó que la fachada del Palacio de Aiete "se mantendrá intacta", al igual que "la planta baja, la primera, y los jardines".

Además, las Caballerizas albergarán actividades dirigidas a mayores de 55 años, y "el parque histórico seguirá intacto y abierto al público". Elorza adelantó que, en un futuro, contactarán con artistas locales para "ubicar una estatua moderna" en los jardines del Palacio.

Finalmente, reconoció que las obras en el conjunto arquitectónico "ha sido una intervención polémica" que "ha tardado tres años hasta que se han conseguido los permisos correspondientes del Gobierno vasco".