El Pompidou quiere batir con Kandinsky el récord de visitas de Dalí

  • París, 21 abr (EFE).- El Centro Pompidou de París ampliará sus horarios para batir con la exposición dedicada a Kandinsky el récord de visitantes que marcó hace 30 años con una muestra dedicada al español Salvador Dalí, informó hoy el museo.

El Pompidou quiere batir con Kandinsky el récord de visitas de Dalí

El Pompidou quiere batir con Kandinsky el récord de visitas de Dalí

París, 21 abr (EFE).- El Centro Pompidou de París ampliará sus horarios para batir con la exposición dedicada a Kandinsky el récord de visitantes que marcó hace 30 años con una muestra dedicada al español Salvador Dalí, informó hoy el museo.

Más de 8.000 visitantes diarios acuden a ver los cuadros del precursor del arte abstracto, nacido en Moscú en 1866, expuestos en el centro desde el pasado día 8, señaló el centro en un comunicado.

La exposición de Dalí que acogió el Pompidou entre 1979 y 1980 fue visitada por una media de 8.083 espectadores diarios.

Para superar ese número, el museo abrirá a partir de mañana hasta las 23 horas, un horario que se mantendrá hasta el próximo 10 de agosto, día del cierre de la exposición del pintor ruso que falleció en 1944 a las afueras de París.

Ese empuje permitirá batir el récord de visitas, dijo a Efe un portavoz del museo, pese a que desde el centro no tienen calculados cuántos visitantes más podrán acogerse gracias a los nuevos horarios.

Además de recibir más visitantes, las aperturas "nocturnas" tienen el objetivo de evitar las largas colas que en la actualidad se forman frente al museo, señaló el portavoz.

Por motivos de comodidad y seguridad, en la actualidad sólo 650 visitantes pueden estar al mismo tiempo en los 2.100 metros cuadrados en los que se expone el centenar de obras de genio ruso creadas entre 1907 y 1942.

Es la primera vez que el Pompidou abre hasta esa hora de una forma tan prolongada, indicó el portavoz.

El museo, sin embargo, descarta por el momento las aperturas durante toda la madrugada, una experiencia que recientemente puso en práctica durante tres noches el Grand Palais para facilitar el acceso a la exposición "Picasso y los maestros", visitada por 10.000 curiosos en cada velada.

La admiración por Kandinsky está siendo respaldada por la buena acogida que ofrece otra de las muestras no permanentes del museo, la dedicada a los años parisienses del escultor Calder, escudriñada cada día por más de 4.000 visitantes y que también permanecerá abierta hasta las 23 horas hasta su cierre el 20 de julio próximo.

El portavoz indicó que el museo nunca había tenido de forma simultánea dos exposiciones que hayan levantado tanta expectación.

"La exposición de Calder es más familiar, gusta a adultos y a niños y ese es su éxito. La de Kandinsky no gusta tanto a los niños, pero es un autor mucho más conocido y ahí reside su buena acogida", señaló.

La cifra de 8.000 visitantes diarios se mantiene como una barrera que marca los récord del museo.

A las puertas de ella se han quedado muestras tan populares como la organizada en 1993 sobre Matisse, que atrajo a 7.349 visitantes diarios.

La de la escuela de Viena de 1986 fue vista por 6.429 espectadores cada día, mientras que la de Bonnard de 1984 recibió 6.339 visitas diarias y la de Magritte, de 1979, una media de 5.441.