El PSOE denuncia que la capital cuenta en sus bibliotecas municipales con "seis veces menos libros que la media europea"

Reclama que los centros abran durante los fines de semana y en Semana Santa, porque "la disponibilidad de los ciudadanos es mayor"

MADRID, 06 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal Socialista de Madrid denunció hoy que los 0,32 libros por habitante con los que se cuentan en las bibliotecas municipales sitúan a la capital "seis veces por debajo de la media europea", que asciende a 2,1 libros por lector.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, visitó hoy la Biblioteca de Buena Vista, en el distrito de Salamanca, donde señaló que en la capital el gasto medio en servicios bibliotecarios es de 4,82 euros por habitante, mientras que la media de la Unión Europea es de 13,35 euros. En este sentido, subrayó que el Consistorio debería "triplicar su gasto en bibliotecas para alcanzar la media europea".

Asimismo, indicó que mientras que Madrid dispone de un centro bibliotecario por cada 89.900 habitantes, mientras que en otras capitales europeas como Londres este ratio se reduce a uno por cada 19.000, o París, donde hay uno por cada 8.235 habitantes.

Además, recordó que, según la Federación de Asociaciones de Editores, "Madrid cuenta con menos bibliotecas por habitante que cualquiera de las 10 ciudades más pobladas de España", pese a que el número de lectores supera en 15 puntos la media nacional.

Así, el portavoz municipal socialista acusó al Gobierno local de tener "una falta de interés por la lectura y por las bibliotecas" y, además, recalcó "la falta de personal" que han mostrado los propios trabajadores del centro.

En este sentido, calificó como "inadmisible" la situación que atraviesan los trabajadores de las bibliotecas municipales y aseguró que la falta de personal ha obligado a que centros como los de San Blas, Ciudad Lineal, Orcasur, Vallecas, Aluche o Vicálvaro se vean obligadas durante algunos periodos de tiempo que oscilan entre las pocas horas o un día entero.

Explicó que el 30 por ciento del personal necesario para el funcionamiento de la biblioteca se cubre con horas extraordinarias, "a lo que hay que añadir que hay seis bibliotecas que están sin director". Además, señaló que el Gobierno municipal lleva 4 años sin crear empleo público en la Red de bibliotecas Municipales.

De igual manera, dijo que "es de lamentar" que los distritos de Chamberí, Moncloa-Aravaca y Villaverde no alberguen ninguna biblioteca municipal y, además, recalcó que "no la van a tener durante esta legislatura".

"En esta legislatura soló se va a poner en funcionamiento la biblioteca que se está construyendo en el parque de El Retiro", aseguró antes de demandar al Consistorio que "retome la construcción de infraestructuras en bibliotecas para acometer las necesidades evidentes".

Por último, Lucas pidió "una mayor coordinación" entre las bibliotecas del Ayuntamiento y las de la Comunidad, para lo que solicitó la elaboración de un plan de actuación en la red de centros públicos.

SEMANA SANTA

Lucas denunció que las bibliotecas municipales cierren entre el jueves y el domingo de la Semana Santa porque es un periodo en el que los ciudadanos tienen "una disponibilidad y predisposición mayor" para acudir a los centros. "Cuando más se pueden utilizar tanto por estudiantes como por cualquier otro ciudadano las bibliotecas están cerradas", añadió.

Además, subrayó que estos cierres son una "tónica habitual" que se reproduce "todos los fines de semana", cuando las bibliotecas cierran sus puertas al público. "Madrid es la única capital europea que tiene cerradas las bibliotecas los fines de semana", indicó.

En este sentido, advirtió que desde su grupo municipal ya ha propuesto que los centros permanezcan abiertos los sábados por la mañana y que, al menos uno por distrito, abra sus puertas también por las tardes.

Por último, el portavoz socialista aseguró que, entre 2003 y 2006, el número de usuarios aumentó en más de medio millón, mientras que sólo se crearon 410 nuevos puestos de lectura, lo que supone que en Madrid "sólo se creó un nuevo puesto de lectura por cada 1.728 nuevos usuarios".