La nueva sede de la Biblioteca Municipal de Cieza albergará la hemeroteca y el archivo de la localidad

MURCIA, 26 (EUROPA PRESS) El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, inauguró hoy la nueva sede de la Biblioteca Municipal de Cieza, ubicada en el recién rehabilitado Convento de Franciscanos Descalzos de San Joaquín y San Pascual y que, tras su remodelación, también albergará la hemeroteca y el archivo de la localidad. Gracias a esta actuación, obra del arquitecto Martín Lejárraga, los vecinos de Cieza podrán disfrutar de esta nueva infraestructura cultural de 980 metros cuadrados, integrada en una manzana donde también se ha remodelado la plaza adyacente, según informó el Gobierno regional en un comunicado. Con esta rehabilitación se recupera un monumento histórico que se empezó a construir en 1681, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en el año 2000, y de gran interés artístico e histórico para la Región de Murcia. Las obras de remodelación han supuesto una inversión de más de 1,4 millones de euros, subvencionada en su mayor parte por la Comunidad Autónoma, que ha aportado 1.174.067 euros a través de las Consejerías de Obras Públicas y Ordenación del Territorio y de Cultura y Turismo, correspondiendo al Ayuntamiento de Cieza los restantes 244.699 euros. En la planta de semisótano se ha recuperado el espacio existente, que se ha destinado a archivo general, donde también se ha creado una sala de uso infantil, iluminada de forma natural por unos lucernarios. En la planta baja, y en relación directa con la plaza exterior, se concentra la sala de lectura y de consulta, mientras que el claustro recoge la zona juvenil de lectura y actividades. Junto al Convento se ha creado una plaza pública y abierta, totalmente accesible, que tiene como objetivo unificar el conjunto de Convento e Iglesia, propiciando su acceso. La función de la plaza es complementar el uso interior del edificio con otros exteriores, creando un lugar de encuentro para los vecinos, dada su céntrica situación. El Convento de Franciscanos Descalzos de San Joaquín y San Pascual se comenzó a construir en 1681 sobre la ermita del Señor San Sebastián, extramuros de Cieza, para hospicio y Convento de los Religiosos Descalzos de Nuestro Padre San Francisco de la Provincia de San Juan Bautista, situada en los reinos de Valencia y Murcia, cuya casa y Convento más próximo era entonces el de Santa Ana del Monte, en Jumilla.