Recoletos

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

CCOO de Madrid emplazó hoy al Ayuntamiento de Madrid a tomar medidas protectoras de los árboles y elementos vegetales existentes en la ciudad, especialmente en el emblemático paseo de Recoletos, durante las obras que va a emprender.

El sindicato teme las consecuencias medioambientales de las decenas de obras que se están comenzando en todo Madrid, correspondientes a los 269 proyectos que se realizarán con el Fondo estatal de Inversión Local, por un montante de 554 millones de euros.

"Estas obras prometen poner patas arriba zonas sensibles del centro de la ciudad, pero también afectarán a toda la periferia y los barrios, porque uno de los objetivos a conseguir es la creación de 8.700 puestos de trabajo", añade el sindicato en un comunicado.

"La ausencia de medidas ya están afectando al entorno de la reforma del eje Prado-Recoletos, como la remodelación de la ronda de Atocha, plaza de las Cortes, paseo de Recoletos (con los árboles entablillados), plaza de Colón, entorno de la Biblioteca Nacional, etc.", asegura.

A juicio del sindicato, resulta lamentable que el Ayuntamiento empiece unas obras que carecen de estudios previos de impacto ambiental, sin haberse valorado los bienes de interés cultural existentes en la zona y sin el necesario debate informativo previos a las obras, con una absoluta ausencia de las medidas protectoras y correctoras imprescindibles que generarían más y mejor empleo.

CCOO teme que las obras afecten a decenas de jardines y a miles de árboles de las calles, paseos e instalaciones deportivas. "Sin duda, se producirán talas y daños en copas y raíces --ya los está habiendo--, ya que nuestras empresas constructoras no están acostumbradas a utilizar medidas protectoras de la vegetación en trabajos de construcción, aunque esto proporcione más puestos de trabajo", manifestó.

"Y no hablamos solamente del popular entablillado de los troncos, la mayor parte de los daños se producen en las raíces, como ye se denunció durante las obras de remodelación del paseo de la Castellana, hace diez años", añade.

Según el sindicato, se hace necesario establecer verdaderas medidas protectoras como la protección de las áreas de vegetación durante los trabajos, evitar el embolsamiento de agua que se produce muy frecuentemente, evitar posibles daños mecánicos en troncos, copa y ramas, por ejemplo por golpes de la maquinaria, pero también a las raíces en los casos de desmonte, zanjas, excavaciones, terraplenados, construcciones, pavimentados, y sobrecargas temporales.

Por eso, aboga por la aplicación de normas tecnológicas de jardinería y paisajismo específicas, que los técnicos de obras deben conocer.