Roban una imagen de la Virgen Dolorosa del siglo XIX que estaba expuesta en centro argentino

  • Buenos Aires, 15 abr (EFE).- Una imagen de la Virgen Dolorosa tallada en madera en el siglo XIX fue robada de la Cripta Jesuítica de la ciudad de Córdoba, en el centro de Argentina, donde estaba expuesta, informaron hoy fuentes oficiales.

Roban una imagen de la Virgen Dolorosa del siglo XIX que estaba expuesta en centro argentino

Roban una imagen de la Virgen Dolorosa del siglo XIX que estaba expuesta en centro argentino

Buenos Aires, 15 abr (EFE).- Una imagen de la Virgen Dolorosa tallada en madera en el siglo XIX fue robada de la Cripta Jesuítica de la ciudad de Córdoba, en el centro de Argentina, donde estaba expuesta, informaron hoy fuentes oficiales.

El robo fue descubierto el pasado lunes después de que un grupo de turistas realizó una visita guiada por una de las principales atracciones religiosas de Córdoba, capital de la provincia homónima y situada unos 700 kilómetros al norte de Buenos Aires.

La imagen de la Virgen Dolorosa, que mide 25 centímetros y tiene en su pecho un corazón pintado de rojo, estaba colocada en un estante, sin mayores medidas de seguridad.

"El o los ladrones no forzaron nada, no se sabe cómo pasó", señaló al diario local La Voz del Interior el secretario de Coordinación de la Municipalidad de Córdoba, Álvaro Ruiz Moreno.

En tanto, fuentes policiales dijeron que los guardias de la Cripta Jesuítica "no vieron nada y dicen que el hecho delictivo se produjo en medio de una visita", además de evaluar que "esto fue un robo a pedido".

La otra hipótesis que se maneja es que la sustracción podría haberse concretado durante la pasada Semana Santa.

La desaparición de la imagen de la virgen se conoció un día después de que se difundió que la banda y el bastón que pertenecieron a Arturo Frondizi, presidente de Argentina de 1958 a 1962, fueron robados del Museo Histórico Nacional, situado en la Casa de Gobierno, en Buenos Aires.

La falta de los dos objetos pertenecientes a Frondizi (1908-1995) fue descubierta el 3 de abril último por personal del Museo y el hecho fue denunciado este martes a la Policía Federal por el secretario general de la Presidencia de Argentina, Óscar Parrilli, quien además ordenó instruir un sumario interno sobre este asunto.

En 2007 fueron sustraídos de la Casa de Gobierno un bolígrafo de oro que perteneció al presidente Roberto Ortiz (1938-1942), además de dos antiguos relojes que habían sido propiedad de los mandatarios Agustín Pedro Justo (1932-1938) y Nicolás Avellaneda (1874-1880).

Además, ese mismo año fueron robados del Museo Histórico Nacional de Buenos Aires objetos y documentos de próceres como Bernardino Rivadavia, primer presidente argentino (1826-1827), y del general Manuel Belgrano, uno de los héroes de la independencia nacional.

El año pasado también fueron sustraídas del Museo Histórico del Banco Nación de Argentina numerosas monedas históricas valoradas en 700.000 dólares y se produjeron varios robos de objetos religiosos en iglesias católicas de diferentes regiones del país.