Abre la Feria del Libro de Madrid con Francia como invitada

MADRID (Reuters) - La 68 edición de la Feria del Libro de Madrid abrió el viernes en su lugar tradicional, en el Paseo de Coches del parque del Retiro, con Francia y Cantabria como invitadas especiales.

Durante los 17 días que permanecerá abierta, los lectores podrán disfrutar de más de 300 actividades, muchas de ellas en torno a la cultura y literatura cántabra y francesa.

La visita de la cultura francesa se encarnará en varios diálogos entre autores de ambos lados de los Pirineos, lecturas de poesía y mesas redondas, así como en la exposición "Tránsito", abierta hasta el 14 de junio y que ofrece la interpretación de seis escritores españoles sobre un cuadro de Enki Bilal, según informó la organización el viernes.

En cuanto a Cantabria, Comunidad Autónoma invitada este año por la Asociación de Empresarios de Comercio de Libro de Madrid, responsable de la Feria, se han organizado debates sobre géneros literarios tradicionales, etnografía y museología, en tres mesas redondas que se ofrecerán en el pabellón Carmen Martín Gaite.

También podrá contemplarse una exposición sobre cuevas de arte paleolítico en esta Comunidad y la presentación de obras firmadas por los autores cántabros Marian Bárcena y José María Pereda.

A estas dos regiones invitadas se suman cuentacuentos, presentaciones de libros, actividades para niños - dirigidas a familias y colegios-, conferencias y debates en los distintos pabellones de la Feria, que estará abierta al público hasta el domingo 14 de junio, con el habitual cierre a la hora de comer para huir de las horas de más calor.

Además, las 357 casetas de libreros, editores, distribuidores e instituciones acogerán las tradicionales firmas de libros, la mayoría concentradas en los fines de semana.

En cuanto al cartel, en esta ocasión se despoja de adornos e ilustraciones para mirar directamente a las letras, gracias a un diseño tipográfico de Juan Antonio Moreno que recoge seis frases con los libros como protagonistas.

"No hay dos personas que lean el mismo libro", afirma la primera cita, de Edmund Wilson, acompañada del proverbio árabe "Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo", y otras cuatro pequeñas píldoras de sabiduría.

"El cartel pasa más desapercibido", explicó en un comunicado el autor del cartel, "pero la intención es precisamente que la gente se pare y se tome su tiempo en leerlo, y eso entronca con el objetivo prioritario de la Feria del Libro, que la gente lea", añadió.