Amor, vampiros, ángeles y demonios en 'Cazadores de sombras'

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) Demonios, hombres lobo, vampiros, ángeles y hadas son los protagonistas de la trilogía literaria 'Cazadores de sombras', una historia de fantasía urbana dirigida al público juvenil escrita por Cassandra Clarke. Una nueva saga que, unida a éxitos como 'Harry Potter' y 'Crepúsculo', demuestra que las historias con tintes sobrenaturales y oscuros son lo que más triunfa entre el público adolescente. Publicada en diversos países, como Inglaterra, Australia, Francia, Alemania, Italia y Dinamarca, la obra llega a nuestro país de la mano de tras varias semanas en los Top 10 de New York Times y fue galardonada con el Premio Yalsa Teens 2008 de la American Library Association, que distingue obras destinadas al público infantil y juvenil. La historia de 'Cazadores de sombras' arranca hace mil años, cuando el ángel Raziel mezcló su sangre con la de los humanos, creando la raza de los Nefilism, que se autodenominan 'cazadores de sombras' y conviven con los humanos (aunque sean invisibles para sus ojos) con la finalidad de protegerlos de los demonios según las leyes establecidas en el Libro Gris, que les fue entregado por Raziel. Los cazadores de sombras también son los encargados de mantener el orden entre los seres subterráneos, como los híbridos de demonio y humano a los que se conoce como brujos, vampiros, hombres-lobo y hadas. Además, en el universo de Clarke creó la llamada 'Ciudad de hueso', una necrópolis situada debajo de Manhattan y gobernada por los Hermanos Silenciosos, que deben su nombre al hecho de que sus ojos y labios están cosidos. Allí se encuentran los cuerpos de los cazadores de sombras asesinados. El tema de una guerra civil que dividió los cazadores hace quince años vuelve a resurgir cuando empieza el rumor de que el líder de los traidores, Valentine, volverá, creando turbulencia en este escenario. La autora, hija de estadounidenses, nació en en Teherán (Irán), y pasó la mayor parte de su infancia viajando por el mundo con su familia. Aficionada a autores como las hermanas Brönte, C. S. Lewis, J. R. R. Tolkien, Lloyd Alexander y Susan Cooper, Clarke empezó a escribir durante sus años de instituto. Ya como redactora de la sección de corazón diversos periódicos en Nueva York, e inspirada por el paisaje urbano que le ofrecía Manhattan, en 2004 Clarke empezó a escribir 'Ciudad de hueso', el primer título de la trilogía 'Cazadores de Sombras'.