El padre de Tintín ya tiene su museo

El padre de Tintín ya tiene su museo

El padre de Tintín ya tiene su museo

LOVAINA-LA-NUEVA (BÉLGICA), 25 may.

El padre del cómic moderno en Europa y creador del célebre reportero aventurero Tintín, el diseñador y publicista belga George Rémi, más conocido por su pseudónimo artístico 'Hergé', por fin tiene un Museo dedicado a su obra y vida en Bélgica. El Museo Hergé, se inauguró en Lovaina La Nueva, a 30 kilómetros de Bruselas y abre sus puertos más de 25 años después de la muerte del artista.

Cuando el Museo Hergé abra sus puertas al gran público a partir del próximo 2 de junio, los visitantes podrán disfrutar de más de 80 planchas originales de los distintos cómic creados por el artista, no sólo de 'Tintín', así como más de 800 piezas, entre dibujos, croquis, ilustraciones y ediciones originales de la época de sus distintos cómic, en su mayoría procedentes de la Fundación Hergé que gestionan los familiares del artista.

Las planchas exhibidas se renovarán cada cuatro meses por nuevas planchas originales del artista durante varios años con el objetivo de permitir la conservación óptima de las piezas. La renovación de las piezas originales constituye un aliciente para los apasionados del cómic y del universo de Hergé para regresar de nuevo al Museo que espera recibir unas 200.000 visitas anuales.

Además del atractivo de los cómic de Hergé, el Museo, obra de estilo contemporáneo del arquitecto Christian de Portzamparc, espera convertirse en un atractivo de la visita en sí. El museo, cuyas obras, iniciadas en julio de 2007 han costado 15 millones de euros, financiados por la segunda esposa y viuda de Hergé, Fanny Rodwell, ocupa alrededor de 3.600 metros cuadrados en dos plantas.

El director del Museo, Laurent de Frobberville, subrayó "la importante" colección inédita que los visitantes podrán ver en el Museo gracias al hecho de que Hergé "producía mucho y guardaba todo".

"Tintín está omnipresente porque era la obra mayor pero nos encontramos con el resto de personajes, mucho menos conocidos y muy interesantes" del artista como 'Quike y Fluke' o 'Totor', advirtió no obstante el director. "Es el Museo de Hergé. No es el museo de Tintín", aseguró.

EL HOMBRE DETRÁS DE TINTÍN

Además, el museo está pensado no sólo para dar a conocer la obra del artista belga nacido en Bruselas en 1907, sino también para dar a conocer "las pasiones" de Hergé, como los gatos, los coches o los últimos inventos tecnológicos, así como las distintas facetas profesionales del artista, desde el diseño, hasta sus trabajos publicitarios o la edición de periódicos como 'El diario de Tintín' o su trabajo publicado en el suplemento infantil 'Le Petit Vingtieme'.

También se podrá conocer a los artistas que influyeron en Hergé, así como la influencia tanto del periodismo como el cine en su propia obra, incluido los personajes cinematográficos que inspiraron algunos de sus propios personajes de cómic.

"Los visitantes van a penetrar en su vida íntima y podrán andar sobre sus pasos para descubrir al hombre, algo que ayudará a comprender mejor la obra. Esto es importante", aseguró el director.

El escritor y especialista de Hergé que también ha trabajado en la escenografía del museo, Philippe Goddin, aseguró que el Museo no pretende hacer una cronología de la obra de Hergé, sino mostrar "la diversidad" detrás del universo de Hergé a partir de "un recorrido sorprendente" a través de las ocho salas dedicadas al artista. "Hasta al final siempre se ha mantenido como un personaje curioso de todo lo que pasaba a su alrededor", recordó, en alusión al artista.

HERGÉ, FIGURA POLÉMICA

Goddin explicó que, aunque el Museo "no es el lugar para la polémica o crearla" en torno a la figura del artista belga, cuya "admiración particular por los alemanes" durante el periodo de entreguerras admite Hergé en una entrevista expuesta en el Museo, el visitante podrá tener acceso a "los documentos" y ver varias ediciones del rotativo 'Le Soir', periódico filonazi durante la ocupación nazi de Bélgica para el que trabajó Hergé.

"No falta nada. Ni siquiera este aspecto" de su vida en la muestra, recalcó. "Encontrarán la realidad de los hechos y a partir de ahí cada uno juzgará", aseguró, al ser preguntado si el público podrá conocer la polémica en torno a su figura.

Goddin reconoció "han hecho falta más de 25 años" para crear un museo dedicado a Hergé, del que se viene hablando desde que murió en 1983. El especialista recalcó que como "padre fundador" del cómic y después de ver que "Tintin se ha mantenido extraordinariamente vivo" todo este tiempo, Hergé, "siempre a la moda" y "modelo para muchos otros diseñadores", "mecería este Museo".