ARAGÓN.-Bielsa prepara su tradicional fiesta del Carnaval, con actividades para todos los públicos

BIELSA (HUESCA), 16 (EUROPA PRESS) Bielsa, al igual que muchas otras localidades de la Comarca del Sobrarbe, prepara su celebración de Carnaval, una de las más famosas de Aragón, que este año tendrá lugar los días 19, 20, 21 y 22 de febrero. El programa de actos contiene diversas actividades para todos los públicos, entre las que se encuentran: pasacalles, 'costilladas', sesiones de baile, disco-móvil, rondas y, sobre todo, el último día, el juicio y la quema del muñeco Cornelio. El personaje de Cornelio Zorrilla, un muñeco construido con pajas y trapos rotos, simboliza el Carnaval. Él observa la fiesta desde el balcón del ayuntamiento hasta que el último día, el domingo, los vecinos y otros participantes de la fiesta lo juzgan por considerarlo el culpable de los sucesos desfavorables que ocurren en el pueblo. Posteriormente, es condenado y quemado en una hoguera. En la fiesta también participan las 'trangas', los personajes míticos medio humanos medio animales que simbolizan la virilidad y la fertilidad, y están encarnados por hombres. A su vez, las 'madamas', personalizadas por mujeres, visten trajes de seda y raso en tonos claros y representan la pureza y la virginidad. "Los solteros son los principales protagonistas de la fiesta", señala en declaraciones a Europa Press la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Bielsa, Isabel Irigaray, quien aseguró que el interés de esta fiesta radica en "su diversión y en que durante los días que dura todo está permitido". Además, añadió que la fiesta, cuyo origen está fechado en el período precristiano, no ha dejado nunca de celebrarse, "ni siquiera a pesar del franquismo, cuando era ilegal, porque nadie se molestaba en venir a este valle". Otro personaje destacado en la celebración del Carnaval de Bielsa es el onso. Este personaje que emula el oso, uno de los animales típicos del Pirineo, sale de su letargo invernal en esta fiesta portando un gran saco relleno de rebasto (hierba seca) y sufre los azotes de sus domadores, según cuenta la tradición. Con todos sus personajes, el Carnaval de Bielsa recupera la leyenda que cuenta que un oso pirenaico salió de su cueva desorientado y al encontrar la luna llena ésta le enseñó el camino para volver a su madriguera invernal. De esta forma, el oso consiguió retrasar la llegada de la primavera 40 días. El Carnaval es la fiesta más importante de Bielsa y cada año recibe numerosos visitantes que acuden a presenciar la tradición ancestral. "Viene gente de toda la comarca, hasta de Francia", comentó Isabel Irigaray. Esta fiesta está organiza por una Comisión de jóvenes de entre 15 y 25 años, que se encargan de "mantener viva la tradición y gestionar todas las actividades", dijo Isabel Irigaray. Asimismo, la celebración del Carnaval cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Bielsa. Por otro lado, otros pueblos del Sobrarbe también celebrarán sus fiestas de Carnaval en febrero: en San Juan de Plan han sido este pasado fin de semana, en Torla y Broto, el día 21 de febrero, y en La Fueva y Plan, el día 28 de febrero.