'Ángeles y demonios' irrumpe en Roma de la mano de Tom Hanks y Ron Howard

Howard y Hanks, interesados en adaptar al cine la nueva novela que está escribiendo Dan Brown

ROMA, 3 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno)

'Ángeles y demonios' irrumpió este fin de semana en Roma de la mano de Tom Hanks y Ron Howard, que esta mañana presentaron a la prensa el film junto al autor del homónimo libro, Dan Brown, y los demás actores que protagonizan la acción, el británico Ewan McGregor, la israelí Ayelet Zurer y el italiano Pierfrancesco Favino.

Mañana, en cambio, tendrá lugar el estreno mundial de la película en el Auditorio Parco Della Musica de la ciudad eterna, mientras que esta tarde, las estrellas hollywoodienses se mostrarán ante las cámaras en el simbólico Castel Sant'Angelo, que está situado a dos pasos del Vaticano y donde también se han girado varias escenas del film.

Al igual que 'El Código da Vinci', 'Ángeles y Demonios' explota algunos de los misterios y leyendas que han ido surgiendo a lo largo de la bimilenaria historia de la Iglesia católica.

En esta ocasión, Brown elige la secta de los 'Iluminati', una antigua asociación secreta que tiene en su poder una terrible arma nuclear y se propone hacerla explosionar dentro del Vaticano, justo cuando se está celebrando el cónclave para la elección del nuevo Papa.

En algunos puntos, la adaptación cinematográfica se ha disociado del libro, aunque esto no se ha debido a ningún intento por "suavizar o reforzar" la controversia con la Iglesia, aseguró Ron Howard. "La necesidad de mantener la tensión limitaba los detalles de la historia", a diferencia de lo que ocurrió con 'El Código da Vinci', donde "había más tiempo para explicar estos detalles", explicó.

Por su parte, Dan Brown afirmó que los cambios realizados han hecho que el film fuera "veloz" y "muy bueno" y que, en todo caso, no se han hecho para "acontentar a nadie". En cuanto al origen de la historia, explicó que le vino a la cabeza con ocasión de un viaje que realizó hace años a Roma junto a su mujer y en el que le contaron las dificultades con que se habían topado algunos científicos para llevar a cabo sus investigaciones a causa del Vaticano.

De ahí le vino la idea de escribir algo sobre los Illuminati, que en 'Ángeles y demonios' se convierte en una antigua sociedad secreta que en la actualidad se quiere vengar del Vaticano por las injusticias que cometió en el pasado contra los hombres de ciencia.

Lo que cuentan tanto en el libro como en la película "son historias de ficción construidas sobre elementos del mundo real", aseguró Brown, quien aseguró que sus novelas sirven para que la gente se plantee más preguntas y se lance a estudiar a fondo las incógnitas que ha dejado atrás la historia.

Por su parte, Ron Howard consideró que, si bien es verdad que tanto el 'Código da Vinci' como 'Ángeles y demonios' pueden generar controversia, también ayudan a las personas a "creer y a reflexionar sobre su propia fe" e incluso han ocasionado la creación de "grupos de estudio bíblico".

Sin embargo, después de las ampollas que levantó 'El Código da Vinci', el Vaticano no ha puesto demasiado esfuerzo en esconder su malestar y no ha concedido ninguna autorización para que el rodaje de 'Ángeles y Demonios' se realizara en el interior de iglesias o monumentos de su propiedad.

OBISPO MÁS ANCIANO DENUNCIA EL FILM

Además, el obispo más anciano de Italia y el segundo del mundo, Antonio Rosario Mennonna, denunció ayer el contenido "altamente denigratorio, difamatorio y ofensivo para los valores de la Iglesia y para el prestigio de la Santa Sede", según informaron los abogados del prelado.

Ante estas reacciones, Howard destacó que todas las voces críticas a la película que se han oído hasta ahora proceden de personas que "no la han visto", por lo que cuando "la hayan visto, entonces estaré interesado en saber cuál es su opinión".

De hecho, el director aseguró que la producción ofreció ver la película con antelación a algunos representantes del mundo católico pero que éstos rechazaron la propuesta, motivo por el que dijo sentirse un poco "frustrado".

En cuanto a los contenidos de la película, Howard se propone "presentar a través de sus temas y sus ideas una especie de perspectiva equilibrada" con la que "reconocer muchas de las virtudes que ofrece la Iglesia y al mismo tiempo, la posibilidad que tiene, como toda institución, de ser subvertida y de que los humanos abusen de su poder".

Por su parte, Tom Hanks se reconoció miembro de la Iglesia ortodoxa griega. "Me casé en la misma iglesia donde fue bautizada mi mujer y mis dos hijos", explicó, asegurando que se considera un hombre "espiritual".

El film, que se estrenará mañana, no saldrá en los cines hasta el próximo 15 de mayo. Entre tanto, Dan Brown sigue trabajando en su próximo libro que "se desarrolla a lo largo de 12 horas" y "en manos de Ron Howard también se convertirá en un magnífico film", aseguró sin dar más detalles sobre la obra. Por su parte, tanto Howard como Hanks se mostraron encantados con el proyecto.