Audí debuta en la dirección con "The frost", basada en una historia de Ibsen

  • Málaga, 20 abr (EFE).- El actor y cortometrajista catalán Ferran Audí ha debutado en la dirección de largometrajes con "The frost" ("La escarcha"), una coproducción hispano-noruega basada "libremente" en la obra de teatro "El pequeño Eyolf" (1894), del dramaturgo noruego Henrik Ibsen.

Audí debuta en la dirección con "The frost", basada en una historia de Ibsen

Audí debuta en la dirección con "The frost", basada en una historia de Ibsen

Málaga, 20 abr (EFE).- El actor y cortometrajista catalán Ferran Audí ha debutado en la dirección de largometrajes con "The frost" ("La escarcha"), una coproducción hispano-noruega basada "libremente" en la obra de teatro "El pequeño Eyolf" (1894), del dramaturgo noruego Henrik Ibsen.

En el reparto hispano-escandinavo de esta cinta, presentada hoy en la sección oficial del duodécimo Festival de Cine Español de Málaga, figuran Aitana Sánchez-Gijón, Tristán Ulloa, el noruego Trond Espen Seim y la sueca Bibi Andersson, musa del director Ingmar Bergman en títulos como "Fresas salvajes" o "El séptimo sello".

El matrimonio protagonista, encarnado por Sánchez-Gijón y Trond Espen Seim, siente tal remordimiento tras la muerte accidental de su único hijo, Eyolf, que se ve abocado a una feroz lucha de mutua destrucción, y ambos llegan a reconocer que han estado tan obsesionados con sus pequeñas necesidades egoístas que olvidaron amar a su hijo.

Audí ha admitido en rueda de prensa que la película es una "rara avis" al tratarse de una coproducción hispano-noruega, rodada además durante seis semanas en Noruega y en tres idiomas, inglés, noruego y español.

El director no cree que Ibsen sea un autor alejado de la cultura española, sino que "forma parte del bagaje cultural universal, y es español, entre comillas, como Shakespeare o Beethoven".

Después de haber trabajado en España como actor, Audí hizo teatro durante diez años en Londres y después se trasladó a Noruega a dirigir obras teatrales, y de ahí surgió esta historia en su "ópera prima" cinematográfica.

Ha calificado como "un honor" haber dirigido a Bibi Andersson, "una mujer con una vitalidad absolutamente brutal y muy divertida, con un sentido del humor a prueba de bombas y muy cercana".

A Aitana Sánchez-Gijón le resultó "muy perturbador" el guión en la primera lectura desde el punto de vista de su personaje, "una mujer que llega a decir que no pudo amar a su hijo, inicia una bajada a los infiernos y llega a afrontar una verdad tan dura como ésa, a verbalizarla y a compartirla".

También le atrajo del proyecto el rodaje "en un lugar como Noruega, con una naturaleza tan impactante, y donde el hombre y la naturaleza tienen un contraste enorme y el hombre queda reducido como una hormiguita frente al Universo", ha dicho Sánchez-Gijón.

La actriz ha agradecido la posibilidad de contar con dos semanas de ensayos para los actores, ya que "cuando arrancó el rodaje había que ir al grano, en unas condiciones de clima y de naturaleza muy difíciles, y no había tiempo que perder".

Para Tristán Ulloa, uno de los atractivos de esta historia es que estuviera basada en una obra de Ibsen, "un adelantado a su tiempo que planteó temas en su época como la emancipación de la mujer", además de la posibilidad de trabajar con Aitana Sánchez-Gijón y de rodar en Noruega.

El actor ha calificado como "muy enriquecedora" la experiencia de un rodaje "tan atípico", en el que se aprovecharon "las distintas nacionalidades de cada uno de los actores para incorporarlas a sus personajes".