El cine recoge el viaje de la fe a las armas de un italoalemán en Bolivia

  • La Paz, 28 abr (EFE).- El cineasta italiano Andreas Pichler presentó hoy un documental sobre la vida del italoalemán Miguel Nothdurfter, quien transitó desde su compromiso con misiones católicas hasta comandar un grupo armado que fue aniquilado en 1990.

El cine recoge el viaje de la fe a las armas de un italoalemán en Bolivia

El cine recoge el viaje de la fe a las armas de un italoalemán en Bolivia

La Paz, 28 abr (EFE).- El cineasta italiano Andreas Pichler presentó hoy un documental sobre la vida del italoalemán Miguel Nothdurfter, quien transitó desde su compromiso con misiones católicas hasta comandar un grupo armado que fue aniquilado en 1990.

"La idea principal del documental es entender cómo un chico de un lugar tranquilo y de una familia católica puede llegar a ser el comandante de un grupo de guerrilla hasta dar su vida por sus ideas", declaró hoy a Efe Pichler en la presentación de "Miguel N: El hombre detrás del secuestro Lonsdale" en La Paz.

La cinta de hora y media refleja la vida de Miguel Nothdurfter, quien en Bolivia fue conocido en su momento como Northtufster, desde que llegó a este país en 1982 para intentar convertirse en jesuita hasta su muerte en diciembre de 1990.

Fue cabecilla de un grupo de izquierda que cometió atentados y secuestró durante seis meses al entonces máximo responsable de la subsidiaria de Coca-Cola en el país Jorge Lonsdale.

El director italiano se enteró por las noticias de la muerte de Nothdurfter junto a dos compañeros de la llamada Comisión Néstor Paz Zamora (CNPZ), el grupo armado que secuestró al empresario, quien también murió en el operativo policial de rescate.

"Me impresionó mucho su muerte como a otras tantas personas" en su ciudad natal, Bolzano, en el norte de Italia, recordó Pichler, quien conoció personalmente a Nothdurfter como parte de los grupos de la juventud católica de su país.

"El documental habla del Miguel que yo conocía", relató el documentalista y dijo haber llevado su historia "siempre un poco en el corazón" y que ha seguido el itinerario de la vida del misionero convertido en guerrillero en Bolivia en los años 80.

Pichler desarrolló un trabajo de documentación, rodaje y edición durante tres años, en una producción que destaca las entrevistas a algunos de los compañeros de ideología del italoalemán y las cartas en las que explicaba a su madre las razones de su cambio.

Nothdurfter se definió a sí mismo, según testimonios publicados por el periodista boliviano Rafael Archondo, como "alguien que fascinado" por Cristo y por Karl Marx vino a "América Latina para poder vivir la teología de la liberación y la política".

Después de haber llevado el filme a diversos festivales de Europa, Pichler presentará su trabajo en tres ciudades bolivianas: La Paz, donde el documental se estrenará mañana en la Cinemateca Boliviana, y después en Cochabamba y Santa Cruz.

"Como documentalista es casi una necesidad llevar las obras a los lugares donde han pasado los hechos (...). Mostrar aquí el documental es muy emocionante", afirmó el director, quien indicó que espera que su trabajo ayude a discutir este capítulo de la historia boliviana.

La cinta llega a Bolivia cuando la amenaza del terrorismo se siente más cerca en el país después de que se desarticulara un supuesto grupo de mercenarios que, según el Gobierno, pretendía atentar contra el presidente Evo Morales y buscaba la independencia de la región oriental de Santa Cruz.

"Es una coincidencia interesante que el tema del terrorismo haya resurgido en Bolivia", afirmó el responsable de la producción y distribución del documental en Bolivia, Gerardo Guerra, de Londra Films.

El filme ayuda a "entender que detrás de estas etiquetas de terroristas hay una historia completa de desarrollo", apuntó, por su parte, el director.

Además, según Pichler, la historia del misionero convertido en dirigente del grupo armado CNPZ refleja la idea que muchos jóvenes europeos tenían respecto a Latinoamérica en los años 80.

"Hay mucho de solidaridad por el tercer mundo y Latinoamérica. No toda la gente viene por tomar las armas si no que hay otra mucha gente que viene por asuntos sociales", afirmó.

Si Nothdurfter volviera a Bolivia ahora "estaría muy contento" de la situación sociopolítica actual, subrayó el director.

"Es casi una tragedia que más de quince años después (de su muerte) haya una revolución pacífica", concluyó.