El espíritu de Onetti llega a Cannes con "Mal día para pescar"

  • Cannes (Francia), 18 may (EFE).- La producción hispanouruguaya "Mal día para pescar" recreó hoy en la Semana de la Crítica Cannes el espíritu de Juan Carlos Onetti gracias a la amistad y colaboración profesional del cineasta uruguayo Álvaro Brechner y el actor español nacido en Escocia Gary Piquer.

El espíritu de Onetti llega a Cannes con "Mal día para pescar"

El espíritu de Onetti llega a Cannes con "Mal día para pescar"

Cannes (Francia), 18 may (EFE).- La producción hispanouruguaya "Mal día para pescar" recreó hoy en la Semana de la Crítica Cannes el espíritu de Juan Carlos Onetti gracias a la amistad y colaboración profesional del cineasta uruguayo Álvaro Brechner y el actor español nacido en Escocia Gary Piquer.

El 18 de mayo de 2005, Brechner y Piquer, que habían trabajado ya juntos en el cortometraje "Nine Mile Walk" (2003), empezaron a hablar del relato de Onetti "Jacob y el otro" y decidieron que harían una película. Hoy, 18 de mayor de 2009, la han presentado en Cannes y, además, celebran el cumpleaños de Piquer.

El milagro de presentar esta opera prima en Cannes -y optar por ello al premio Cámara de Oro- parece una continuación de "Mal día para pescar", cuyo protagonista, el Príncipe Orsini, es como un prestidigitador de los sueños.

"Él se encarga de mantenerlos, es su motor. Vive el día a día y no piensa en el futuro", explica a Efe el actor, que realizó su primer papel relevante en "El último viaje de Robert Rylands" (1995), de Gracia Querejeta, y confiesa con esta nueva película haberse "reconciliado con el día en que decidí dedicarme a este trabajo gracias a la película".

Su relación con Brechner le llevó a participar también en el guión. "Yo escribí y él iba aportando ideas mientras lo traducía al inglés. Era como un partido de ping pong", resume a Efe el director, para quien "Mal día para pescar" es "una película de personajes y ambientes".

Los personajes son dos: Príncipe Orsini y su "representado", un luchador interpretado por el ganador del concurso "El hombre más fuerte del mundo", el finlandés Jouko Ahola. "Dos desarraigados anclados en una Europa mítica que ya no existe que llegan a Sudamérica", según Brechner.

Y el ambiente es Santa María un remoto pueblo uruguayo al que llegan con la intención de organizar un concurso de lucha libre y donde conocen a una mujer embarazada, interpretada por Antonella Costa, cuyo marido osará enfrentarse al campeón.

Definida por el comité de selección de la Semana de la Crítica como "la película placer" del festival, por su tono amable, mágico y encantador, "Mal día para pescar" tiene, según sus creadores, también un aire quijotesco -"la realidad es inversa a lo que ellos formulan", dice Brechner- además deja en el paladar sabor a western.

"Los personajes están en duelo con sus vidas. Son forasteros en el aire crepuscular del hombre frente a su destino", lo que justifica la utilización del amanecer y el atardecer como recurso expresivo de la película.

Y, desde luego, aunque más luminoso que de costumbre, campa por la película es espíritu de Onetti, el gran nombre de la literatura uruguaya junto con el recién fallecido Mario Benedetti.